Varela cambiará el copago geriátrico «porque no somos capaces de cobrar»

Varela cambiará el copago geriátrico «porque no somos capaces de cobrar»
Matías Rodríguez Feito, de espaldas, increpa a Graciela Blanco en su comparecencia ante la Junta. / MARIO ROJAS

Dice que el actual sistema «genera una deuda baldía» y prevé cambiar la ratio de plantilla pues el 61% de los 1.189 mayores a la espera de plaza son dependientes

Chelo Tuya
CHELO TUYAGijón

«Tenemos un sistema, que es el contrato de hospedaje, que hace aparecer una deuda muy importante. Pero es baldía, porque no somos capaces de cobrar esa deuda porque las personas y sus familiares no tienen recursos suficientes. ¿De qué nos vale hacer una previsión de ingresos en Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) si luego cada trimestre solo ingresamos 264.000 euros».

Pilar Varela reconoció ayer que el actual copago geriátrico asturiano, el que marca un precio público -«al que muchas familias no pueden llegar», apuntó la diputada de PodemosRosa Espiño- «no funciona». Por eso, anunció su cambio en esta legislatura, aunque antes pidió «acabar con la resolución de las liquidaciones» en referencia a las facturas mal cobradas a 2.808 familias.

Se trata de los integrantes de la Plataforma de Afectados por el ERA, familias a las que el organismo que gestiona la red pública geriátrica envío liquidaciones en las que no aparecía la ayuda a la dependencia a la que tenía derecho su familiar. «Cuando acabemos de regularizar esos expedientes lo haremos», señaló.

«Es usted como Puigdemont»

Algo que ocurrirá «en el plazo de dos meses», según anunció la gerente del ERA. A Graciela Blanco, antecesora de Varela en el cargo de consejera, le tocó comparecer junto a su jefa en la Junta. Lo hizo a preguntas del Partido Popular, cuyo portavoz, Matías Rodríguez Feito, llegó a pedir su dimisión «porque va a arruinar usted el ERA» tras decir de ella que «es usted como Puigdemont, va por libre, no hace caso a lo que le pide este Parlamento».

En otro tono, «no cometeré yo la osadía de otros», apuntó la portavoz de IUMarta Pulgar, el resto de grupos parlamentarios, salvo el PSOE, cuestionaron la gestión que el Principado hace de la atención geriátrica. «No hace usted caso de los avisos de la Sindicatura de Cuentas», le dijo Espiño a la consejera, mientras que Diana Sánchez, de Ciudadanos, le recordó que «tiene usted una gestión con luces y sombras que esperamos aclarar en la próxima comisión de investigación».

Los grupos pidieron, también, revisar «la ratio de personal», ya que la situación «ha cambiado». «De la lista de espera que nos ha dicho, 1.189 personas, la mayoría (el 61%) son dependientes. Hace falta que nos presenten ese informe sobre la carga de trabajo que habían prometido hacer», reclamó Pulgar.

 

Fotos

Vídeos