Monumental mojadura en el Nalón

La embarcación 'Disneyland Boroñes', que logró el segundo premio, en el momento de entrar en el cauce del Nalón. :: FOTOS: JUAN CARLOS ROMÁN/
La embarcación 'Disneyland Boroñes', que logró el segundo premio, en el momento de entrar en el cauce del Nalón. :: FOTOS: JUAN CARLOS ROMÁN

El público se vuelca con la cita festiva y llena las calles de la localidad, la Chalana y Puente de Arco, punto de acceso de las embarcaciones

POLA DE LAVIANA.

Dos kilómetros antes de llegar a Puente de Arco, muchos de los tripulantes ya estaban calados. En diversos puntos del recorrido, desde el Ayuntamiento en Pola de Laviana hasta la zona de botadura, caían litros de agua desde inmensos cubos o a manguerazos. A algunos les pillaba completamente desprevenidos; otros, en cambio, los reclamaban y no se movían de donde estaban hasta que caían como una cascada desde las ventanas de los edificios. Así daba comienzo el monumental Descenso Folclórico del Nalón que ayer cumplía su XLVII edición.

Poco después de las tres y media de la tarde daba comienzo el largo y tortuoso desfile de las 43 embarcaciones inscritas en el descenso. Las había de todo tipo; grandes y laboriosas y, otras, formadas por simples carros de supermercado con flotadores. Pero la diversión iba con todas. Fueron unas 2.000 las personas que desfilaron por Pola hasta Puente de Arco. Y acompañó el público, que llenaba la localidad y los puntos estratégicos para seguir la fiesta, como lo es la avenida de Rioseco, el puente de la Chalana y la zona de embarque. «Esta es la mejor fiesta de Asturias. ¡Mire qué ambiente!», decía una participante.

Había de todo en las embarcaciones. Así, 'Vacaciones en Pionyán: Korea recula, nosotros mal', de la peña Frente a las Tolvas, representaba al dictador de Corea del Norte, con un montaje con misiles, la corte de generales y hasta Dennis Rodman, el ex jugador de la NBA amigo personal de Kim Jong-un.

Una de las que más gustó entre el público fue 'Desde Botswana a La Chalana, con los Borbones en Laviana', del Cuélebre. Era una sátira sobre la familia real, con elefantes, los reyes con grandes escopetas y el yate Fortuna; estaba hasta Iñaki Urdangarín ya vestido de presidiario.

Había montajes muy espectaculares, como 'Villoria Rescue: El Helimer de Xixón aterriza nel Nalón', de la peña Villoria, con todo un helicóptero de salvamento. Los Barettini se presentaron al desfile con 'Hasta el infinito y mas allá', una representación de la película de animación Toy Story con todos sus personajes. 'Willy Fog y la vuelta al mundo en 80 días', de Llorío, habían montado al personaje de la serie de televisión en una gran locomotora y en un globo.

Escaso caudal

Los márgenes del Nalón estaban abarrotados. Y la espera, para muchos, se hizo larga. Los que estaban en el atestado puente de la Chalana echaban ojo al reloj una y otra vez, miraban al cauce y no llegaban las embarcaciones. En Puente de Arco, también repleto, lo que había era un gran atasco. «Es que hay muy poca agua», se quejaban algunos miembros de las peñas. Pero el tapón ya se produjo antes de entrar en el cauce.

Sí, los montajes de las peñas son, en ocasiones, monumentales. Conllevan mucho peso y gran coordinación para su manejo. Y algunas embarcaciones no pudieron ni entrar. Otras lo hicieron con grandes dificultades, como 'Disneyland Boroñes', de la Comisión de Fiestas Santa Rita. Les costó bajar y tardaron en superar los primeros metros ya en el cauce.

Había embarcaciones que eran como azucarillos de azúcar: nada más tocar el agua, se disolvían. Eso le pasó, por ejemplo, a la de la peña Ruta del Vino con 'Fios de la Anarquía'. La gran moto se esfumó al poco de entrar en el Nalón. Las de tamaño medio superaban todos los impedimentos. Así, 'Comecocos del Nalón, masticamos regodón', de la peña El Chalanín, llegó intacta a La Chalana. Y fue la primera en hacerlo. Otras, para deleite de los asistentes, no hacían más que escorarse de un lado para otro. Así sucedió con 'Princesa Wallada, una historia de amor' que era, en esencia, una gran cama a la que le costó mantenerse a flote. Al final, a los poco metros, se hundía de forma irremediable.

Por la noche se hizo público el listado de ganadores. Así, el primer premio y La Sopera fue para la peña Otero Team con 'Al trote, desde El Otero, baja este caballero'; el segundo fue para 'Disneyland Boroñes'; el tercero, 'Mickey Mouse en su última carrera'; y en cuarto lugar quedó 'Tolivia y el barón vuelan sobre el Nalón'. El premio del público fue para los Barettini con 'Hasta el infinito y más allá'. Y la Soperina, el premio para los menores de dieciséis años recayó en 'Ha del castillo', de La Pandilla. La organización destacó que no hubo incidentes gracias al dispositivo desplegado, de 120 personas.

 

Fotos

Vídeos