Comienzan los trabajos para adecuar la playa fluvial en La Chalana

Las máquinas comienzan a trabajar en La Chalana. / JUAN CARLOS ROMÁN
Las máquinas comienzan a trabajar en La Chalana. / JUAN CARLOS ROMÁN

«Se trata de parte del patrimonio histórico y cultural», defiende Jerónimo González, de Uracán, asociación que impulsó el proyecto

A. FUENTEPOLA DE LAVIANA.

Los operarios de la empresa Tragsa comenzaban ayer con las primeras labores para adecuar la playa fluvial en el cauce del Nalón en La Chalana, en Laviana. Se trata de unas labores de las que se encarga la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) y que tendrán un coste aproximado de 90.000 euros. Estos primeros trabajos se centran en la limpieza de los márgenes «para recuperar parte de la historia de toda la comarca», afirmaba ayer el presidente a Unión Rural Allerana y Comarcas del Alto Nalón (Uracan), Jerónimo González, quien no ocultaba su satisfacción.

Y es que es este colectivo el que lleva trabajando desde hace tres años por este enclave de ocio en el río. «Se trata de un legado que tenemos que dejar a las poblaciones futuras, ya que fue un punto de encuentro de generaciones. No se trata solo de restaurar una zona para los baños, que también, sino de defender e impulsar nuestro rico patrimonio histórico y cultural, y esto también lo es de forma destacable», añadía el responsable del colectivo.

La actuación busca mejorar el acceso y la imagen del espacio que se ha ido deteriorando con el paso del tiempo y, especialmente, tras las fuertes lluvias del mes de enero, que inundaron gran parte del terreno cercano al cauce de Nalón. El temor de los vecinos de Laviana, compartido por sus representantes políticos, es que el actual estado de dicho tramo pusiese en peligro la fiesta del Descenso del Nalón, al no ofrecer seguridad el tramo del río.

En detalle, esta previsto que se realice un dragado en la zona del puente para eliminar unos 4.600 metros cuadrados de áridos, principalmente cantos rodados, que la corriente ha ido acumulando en un tramo de unos 240 metros de longitud y 12 metros de ancho, en la zona de los ojos del mítico puente lavianés. Además, se incidirá en la limpieza del cauce, sacando del mismo restos de árboles, troncos, basura y demás materiales, sin olvidar la poda de ramaje en la margen derecha desde el puente de La Chalana río arriba, hacia puente de Arco.

El Ayuntamiento confía en que estos trabajos sirvan de cimientos para la ansiada recuperación de la playa fluvial en La Chalana. Un proyecto que necesita que haya un acuerdo entre los gobiernos municipal y regional y la propia Confederación. «Algo que no debería dar problemas», dijo González.

Temas

Laviana