Desalojan un edificio con seis viviendas en Riaño tras incendiarse la caja de contadores

Vecinos del edificio revisan los daños ocasionados por el fuego. / JUAN CARLOS ROMÁN
Vecinos del edificio revisan los daños ocasionados por el fuego. / JUAN CARLOS ROMÁN

Los servicios sanitarios atendieron a dos vecinos por inhalación de humo, pero fueron dados de alta en el lugar. El bloque se quedó sin electricidad

A. FUENTE RIAÑO (LANGREO).

El fuego comenzó a salir del cuarto de contadores de un edificio ubicado en la Barriada de Cocines, en el distrito langreano de Riaño. Sorprendió a los vecinos de inmueble de madrugada. Habían pasado unos pocos minutos de la una y media de la mañana del jueves cuando saltó la alarma en el vecindario. Los primeros momentos fueron confusos y hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía Local, además de efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), que procedieron a desalojar todo el edificio como medida de precaución. El equipo médico de la UVI-móvil de Langreo -activado por el Servicio de Atención Médica Urgente- atendió a dos personas por inhalación de humo que fueron dadas de alta 'in situ'.

Los bomberos, que procedían de los parques de San Martín del Rey Aurelio y La Morgal, extinguieron las llamas del interior del edificio de cinco plantas. El fuego calcinó la cajas de contadores situada en el bajo del edificio. Fue necesario evacuar seis de las diez viviendas de los tres primeros pisos, ya que ni en el cuarto ni en el quinto residía nadie.

«Pasamos algo de miedo»

A pesar de que nadie resultó herido, el incendio provocó un gran susto tanto entre los inquilinos del inmueble como en los edificios aledaños por el intenso humo que salía del cuarto. Hubo, en un primer momento, alguna confusión ya que se desconocía la gravedad del incendio. «Fue una vecina la que nos avisó del incendio; pasamos algo de miedo porque también se encuentran las tuberías del gas», explicaba uno de los residentes del inmueble. Una de las consecuencias del siniestro fue que el edificio se había quedado sin suministro eléctrico, por lo que algunos de los residentes se fueron con familiares.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 de Asturias recibió el aviso poco después de la una de la madrugada. En la llamada, realizada por la Policía Local, se indicaba que estaba saliendo mucho humo de la carbonera del edificio situada en el bajo.

Posteriormente dos personas que se encontraban en el tercer piso informaron de que no podían salir de sus viviendas, por lo que se les recomendó que permaneciesen dentro de sus domicilios. A la 1.46 horas los bomberos comunicaron que se había evacuado el edifico y que tenían colocado un ventilador en la escalera y línea de manguera hasta el último piso. Además comprobaron que no quedase nadie en el edificio. Tras revisar todo el inmueble, a las 2.17 horas, los afectados pudieron volver a sus casas.