El plan de limpieza de San Martín afronta nuevos derribos de inmuebles en ruina en Tetuán y Blimea

Derribo de unas casa de Sotrondio. /JUAN CARLOS ROMÁN
Derribo de unas casa de Sotrondio. / JUAN CARLOS ROMÁN

Las instalaciones de Tetuán son unas antiguas viviendas propiedad de Duro Felguera, a quien el Ayuntamiento había requerido en varias ocasiones que interviniera

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

El Plan de Limpieza de San Martín del Rey Aurelio avanza con nuevos derribos de inmuebles en ruina en Tetúan que suponían problemas de salubridad, ornato y seguridad, cuyos trabajos han arrancado esta semana. La actuación se suma a la demolición de varios edificios en ruina en El Ronzón, en Blimea, que se está rematando estos días. Las instalaciones de Tetuán son unas antiguas viviendas propiedad de Duro Felguera, a quien el Ayuntamiento había requerido en varias ocasiones que interviniera para solventar un problema de ornato en el urbanismo y de salubridad que afectaba a este pequeño núcleo de población contiguo a Sotrondio. Las dependencias, localizadas en el borde periurbano, han causado hasta la fecha un negativo impacto visual a la entrada de la capital del concejo por su situación de deterioro. A esta obra que está en marcha hay que sumar el derribo de tres edificaciones abandonadas en el límite de Blimea, en El Rozón, que ha asumido subsidiariamente el Ayuntamiento toda vez de que el titular de las fincas había ido demorando en el tiempo la ejecución de las obras a pesar de los reiterados requerimientos del Consistorio. En consecuencia, el coste de la actuación será ahora reclamado al propietario de los inmuebles.

Estas intervenciones se enmarcan en el Plan Municipal de Limpieza cuyo grado de desarrollo es satisfactorio para el Ayuntamiento. Según explicó el concejal de Urbanismo, José Ángel Álvarez «Quirós», «al inicio de esta legislatura diseñamos un plan específico con diferentes programas, como son la erradicación del chabolismo en la zona rural y periurbana, el derribo de inmuebles en ruinas y la adecuación de fachadas y solares, cuyo balance de ejecución ha sido bastante bueno y en el que seguimos trabajando». Precisamente, respecto al cuidado y mantenimiento en fachadas, la Oficina Técnica Municipal ha comenzado esta semana a realizar requerimientos por carta a una decena de propietarios de locales de planta baja, como antiguos bajos comerciales, trasteros, muros o accesos a garajes o almacenes, ubicados en la avenida de La Libertad, en Blimea, para que borren pintadas, reparen desconchados o limpien fachadas, como ya se hiciera el año pasado en una veintena de casos localizados en la avenida de La Constitución, en Sotrondio, y en las avenidas de La Vega y Oviedo, en El Entrego