Las empresas que cultivan kiwis, preocupadas por los daños en las plantaciones

Plantación de kiwis en Pravia. :: DAMIÁN ARIENZA/
Plantación de kiwis en Pravia. :: DAMIÁN ARIENZA

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Es algo que no por repetido parezca menos grave o preocupante. Las vegas de los ríos Narcea y Nalón volvieron ayer a inundarse dejando bajo el agua las plantaciones de una rica ribera que discurre desde Pravia a Soto del Barco. Ya por la tarde el Nalón se desbordó llegando a la carretera que une Soto del Barco con Pravia.

«Hasta que el río no se retire no podremos valorar los daños en las plantas de kiwis», señalaban en una de las empresas de mayor producción en la zona, Kiwinatur. En esta ocasión han visto cómo se inundaban todas sus fincas, la de Forcinas y las dieciocho de Santianes. La producción de estas plantas se recolecta en octubre, con lo que ya estaba salvada, pero lo que sí se ven ahora retrasados con la inundación sufrida ayer son los trabajos de poda y amarre que se hacen entre enero y marzo. Cuando las aguas bajen tocará valorar daños.

Además de las inundaciones de vegas y carretera, también se tuvo que cerrar el polideportivo de Agones por el agua que se acumulaba en su interior y se produjeron numerosos argayos que obligaron a cortar el tráfico o restringir la circulación en distintos puntos de la comarca del Bajo Nalón.