Grupos conservacionistas reclaman el fin del «sacrificio» de lobos en Asturias

Diferentes colectivos se concentraron en los jardines del Náutico en defensa del lobo ibérico. / DANIEL MORA
Diferentes colectivos se concentraron en los jardines del Náutico en defensa del lobo ibérico. / DANIEL MORA

Una concentración en los jardines del Náutico reunió a unas 200 personas que pidieron la protección total de los cánidos en la región

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Unas doscientas personas respondieron ayer a la convocatoria de una decena de grupos conservacionistas para celebrar una concentración en los jardines del Náutico en la que reclamaron a la Administración asturiana el cese del sacrificio de lobos en toda la región y un cambio profundo en la gestión de este animal salvaje. «El plan del lobo es inservible, por lo que pedimos a la Administración que busque otras alternativas que no sean matar lobos porque no disminuye el número de daños», explicó Beatriz Donsión, portavoz de la Plataforma Prolobos Asturias. Estos colectivos apuestan por «no matar ningún lobo, porque es una especie que se autorregula», añadió.

Los conservacionistas defienden que «el lobo no puede tener fronteras y somos nosotros quienes tenemos que adaptarnos a él». Así lo indicó Donsión antes de leer un manifiesto ante grupos ecologistas asturianos y de Aragón, Burgos, Valladolid, Cantabria, Salamanca y Madrid, que quisieron apoyar con su presencia esta concentración, que incluyó un acto de homenaje a la presidenta de Somos Manada Burgos, Guadalupe Martín, recientemente fallecida.

Javier Naves, de la Asociación para la Conservación y el Estudio del Lobo Ibérico (Ascel), ejerció como maestro de ceremonias y agradeció la presencia de los grupos llegados de fuera de Asturias y que comprometieron su apoyo a todas aquellas acciones en defensa del lobo que se lleven a cabo en el Principado. Y es que Juan Ballesteros, de Prolobos Aragón, llegó a calificar de «actitud mafiosa» el enconamiento que está tomando este tema en Asturias, entre defensores y detractores del lobo.

Un precedente

Humberto Muñoz, representante de Somos Manada Burgos, apuntó que la reciente anulación de la caza del lobo al norte del Duero «siembra un precedente que ojalá se aplique en el resto de comunidades». En su opinión, para conseguir ese objetivo «lo importante es que se nos vea unidos porque nuestra fortaleza reside en la unidad».

Por Canis Lupus Signatus, de Valladolid, habló Alfonso García, quien remarcó que «matar lobos no es la solución» del conflicto con el mundo ganadero y recordó que estos cánidos «son animales salvajes que necesitan comer y matan animales que nos podrían hacer daño y transmitirnos enfermedades».

Hubo más frases en defensa de la especie, como la de Sara Robinson, de Ecologistas en Acción de Cantabria, donde el lobo es una especie cinegética y «todas las semanas se mata lobos». Por eso, anunció la intención de realizar un acto de apoyo similar al de ayer pero en pleno territorio del Parque Nacional de los Picos de Europa.

La voz de la esperanza al entendimiento la puso Chema Iniesta, de Lobo Marley, pues indicó que en el norte de Madrid hay una pequeña población de lobos y «los ganaderos están haciendo cooperativas y venden la imagen de sus productos en convivencia con el lobo».

Los conservacionistas no dejaron pasar la oportunidad de mostrar su apoyo a Xurde Gayol, el guarda de medio natural del Principado que fue expedientado por denunciar posibles irregularidades en la gestión del lobo, tanto por parte de la Administración regional como de los ganaderos. Ese apoyo se transformó en una sonora ovación y en un fuerte grito de «Lobo vivo, lobo protegido».

Más información