Carreño deberá empezar de cero la expropiación del Prendes en 2019

El recurso interpuesto por el PP ante el Ayuntamiento impide seguir con el proceso para el que se había destinado un millón de euros

ALICIA GARCÍA-OVIES CANDÁS.

El Ayuntamiento de Carreño deberá volver a iniciar de cero la expropiación del teatro Prendes el próximo año. La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) tenía la última palabra para que el proceso siguiese su curso, pero el órgano ha decidido no emitir un informe favorable -el cual era necesario tener antes del 31 diciembre- basándose en el recurso interpuesto por el Partido Popular en el que alegan ilegalidades la forma de proceder del equipo de gobierno. Esta decisión supone un varapalo para el PSOE, que esperaba poder llevar a cabo la adquisición del edificio con cargo al remanente, en el que se había incluido una partida de un millón de euros. La falta de este documento supone ahora tener que retomar de nuevo toda la tramitación y volver a buscar financiación.

A pesar de este revés, la alcaldesa, Amelia Fernández, ya dejó claro ayer que desde el Ayuntamiento se pondrán a trabajar cuanto antes para adquirir el teatro «El año que viene comenzaremos de nuevo el proceso. Para entonces esperamos dar la bienvenida a más fuerzas políticas en la defensa para contar con un teatro público en Carreño», afirmó. Los socialistas solo habían logrado contar con el apoyo de Somos, frente a la negativa de PP e IU.

En este sentido, Fernández espera que la agrupación de izquierdas, encabezada por Ángel García, pueda cambiar su postura. «Como este año, según ellos, no era el momento, a ver si el próximo, como ya tomaron las uvas, dejan de estar en ellas y se unen a la adquisición del Prendes».

Respecto al recurso presentado por los populares, la alcaldesa lamentó que se tratase de «una rabieta más del portavoz del PP». «Tiene una ceguera total que le hace anteponer su ego y partidismo al interés general de Carreño. Da de nuevo la espalda a la cultura», afirmó.

Por su parte, José Ramón Fernández defendió la postura tomada por los populares al considerar que se habían vulnerado sus derechos durante el proceso. «Los grupos debemos tener la documentación antes de la convocatoria del Pleno y nos ha ido llegando con cuentagotas hasta casi minutos antes», explicó. Para él esta decisión de la CUOTA no es más que el reflejo de que su partido tenía razón y no se estaban haciendo las cosas bien. «El PSOE dispuso del tiempo y el dinero para hacer un proceso legal», afirmó.

En esta línea el portavoz de IU calificó de «irresponsabilidad» la actitud del PSOE durante todo el proceso y lamentó la pérdida del millón de euros, que «debería haberse orientado a las necesidades del concejo». Asimismo, desde Somos aseguraron que seguirán apoyando la adquisición del Prendes, pero criticaron «la inutilidad del gobierno de Carreño por la gestión absolutamente nefasta de este asunto».