La rehabilitación de Las Colonias de Salinas costará 1,4 millones de euros

Proyecto de adecuación del actual módulo de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar. / Z2ARQUITECTOS
Proyecto de adecuación del actual módulo de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar. / Z2ARQUITECTOS

Los dos pabellones simétricos se destinarán a naves dormitorio, con una ocupación de 54 plazas para residentes

SHEYLA GONZÁLEZ SALINAS.

La rehabilitación de Las Colonias de Salinas costará aproximadamente 1,4 millones de euros. Ese es el presupuesto aportado por los estudios Z2 Arquitectos y Sukufunku, ganadores del concurso de ideas convocado por la Junta de Colonias Escolares. Su propuesta, 'Hortus Conclusus', apuesta por acondicionar los pabellones actuales y completarlos con un módulo social de uso flexible.

«El proyecto surge de una idea básica, que el edificio histórico tiene mucho valor por lo que el nuevo módulo debía de complementarlo y potenciar su geometría y su patio», explica Marcos Gómez, uno de los arquitectos que firma la idea ganadora. Su propuesta se divide en dos actuaciones, la que se llevará a cabo para rehabilitar el edificio existente y la de ejecución del nuevo.

En primer lugar, el edificio histórico mejorará su accesibilidad eliminando las barreras arquitectónicas y generando un itinerario accesible. En segundo, se sustituyen las numerosas entradas y salidas existentes por un vestíbulo general. Por otro lado, los dos pabellones simétricos se destinarán a naves dormitorio diáfanas, con ocupación para 54 residentes.

«El edificio está peor de lo que parecía y si no se actúa se podría perder», dice el arquitecto

Estas habitaciones contarán con altillos y se colocarán literas, divididas en varios espacios a través de una celosía de redondos de acero. «Esto nos permite flexibilizar el espacio para los posibles usos que pueda tener», explicó el arquitecto, que matizó «de esta manera podrán hacerse pequeños espacios de cuatro, ocho o más estudiantes dependiendo de las necesidades».

Cuando los arquitectos visitaron esta zona de Las Colonias advirtieron que «estaba peor de lo que parecía. De hecho la fachada principal estaba bastante deteriorada. Si no se actuaba se podía perder», indicó Marcos Gómez.

En cuanto al nuevo módulo se materializa como un cuerpo independiente también en forma de 'U'. «De esta manera se alarga la plaza dando lugar a un espacio polivalente que pueda formar parte del propio edificio», comentó el arquitecto. Este se cierra con una pasarela exterior «que sirve de colchón entre los dos edificios, potencia los visuales y favorece la relación con el patio», detallan en el proyecto presentado.

Lo mismo sucede con el actual edificio de la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar, que será destinado a comedor. «Se buscó que se pudiera abrir al exterior para dar más cobertura y aprovechar así tanto el interior como la plaza exterior», recalcó Gómez.

Por último, en la zona exterior «se plantea una intervención mínima. La zona de arbolado solo necesita un acondicionamiento, el resto es crear zonas de descanso con mobiliario. Nos hemos centrado más en las zonas próximas a los edificios», comentó Marcos Gómez.