Un herido por quemaduras y 19 por cortes en la explosión pirotécnica en Cangas del Narcea

Uno de los voladores de la descarga en las fiestas de La Magdalena se desvió, haciendo estallar toda la pólvora preparada para la noche de este sábado

DAVID S. FUENTE / MARÍA BÁSCONES

Pasaban pocos minutos de las doce de la noche cuando un volador de la exhibición pirotécnica de las fiestas de la Magdalena en Cangas del Narcea se desvió al Prao de El Molín, donde se encontraba toda la pólvora preparada para lanzar durante la madrugada del sábado al domingo. Todas las cargas allí acumuladas estallaron provocando la rotura de los cristales de muchas viviendas y comercios del centro urbano cangués. Veinte personas han resultado heridas de carácter leve, una por quemaduras y el resto, por cortes causados por los cristales.

El alcalde de Cangas, José Víctor Rodríguez, ha confirmado que algunos de los heridos han sido traladados al hospital del Carmen y Severo Ochoa, además de comunicar que «todo queda suspendido». Las fiestas de la Magdalena, que tenían previsto finalizar este domingo, no seguirán su curso. Asimismo, el regidor ha agradecido a todos los miembros del Plan de Seguridad su labor por su respuesta «inmediata».

Uno de los vecinos de la localidad, al que el estallido le encontró en casa, lamentaba el incidente: «Es una barbaridad, por todos lados está reventado, ventanas enteras hasta con el marco».

El presidente de la sociedad de Artesanos, Luis Martínez Tejón, que estaba disfrutando de la descarga desde otra vivienda, explica que en el momento de la explosión «pasamos mucho miedo, tuvimos que tirarnos al suelo». Tejón confirma que son cientos los cristales rotos esparcidos por las calles y locales comerciales de la villa. «En el local de Artesanos hasta nos tiró una pared».

Por su parte, uno de los socios de este mismo colectivo que se encontraba viendo la descarga desde la plaza del Ayuntamiento, asegura que «la explosión me echó para atrás». «Me di cuenta de que algo pasaba cuando vi salir varios voladores de abajo» dice este socio.

Otro vecino que fue testigo de la explosión recordaba un momento parecido el 23 de julio de 1979. En aquella ocasión, en la Descarga, el estallido se produjo durante la traca final.

Ante este suceso, el alcalde de Cangas del Narcea ha destacado que «en poco más de una hora, la Guardia Civil dobó sus efectivos», al igual que la Policía Local y el personal médico del Hospital, «que incluso ha abierto el centro de salud para atender a heridos». Por eso, ha recalcado: «La seguridad funciona, de lo contrario estaríamos hablando de una tragedia. Ahora a valorar qué hay que hacer para que algo así no vuelva a ocurrir, una vez que tengamos todos los datos», ha sentenciado Rodríguez. Además, se habilitará a partir de este domingo a las 10 de la mañana una oficina de atención para denuncias por los destrozos en las dependencias de la policía local.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos