Rescatan a un montañero que se despeñó treinta metros en la ruta del Cares y pasó tres horas colgado de un árbol

Localización del senderista en una imagen tomada desde el helicóptero de rescate./Bomberos del SEPA
Localización del senderista en una imagen tomada desde el helicóptero de rescate. / Bomberos del SEPA

El hombre, de 23 años, resultó ileso

EUROPA PRESS

El Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado del organismo autónomo, ha rescatado a un hombre que se despeñó unos treinta metros cuando realizaba la ruta del Cares en la zona de la canal de Sabugo, en Cabrales. Se quedó colgando de un árbol y tardaron casi tres horas en localizar su ubicación. El hombre, de 23 años y que resultó ileso, fue rescatado, tras ser localizado, mediante una complicada operación de grúa dado el lugar donde se encontraba.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió varios avisos, el primero a las 15.02 horas. En las llamadas indicaban que estaban escuchando a una persona pedir ayuda, pero no lograban localizarlo. No la veían. Unos decían que las voces procedían por encima de la senda y otras personas las ubicaban frente a la canal de Culiembro, al otro lado del río en una zona arbolada, por la canal que sube a Amuesa.

La Sala 112 del SEPA movilizó el helicóptero medicalizado de Bomberos de Asturias y al Grupo de Rescate del que forma parte un médico-rescatador. Tras llegar a la zona, el helicóptero realizó varios vuelos para intentar localizar al afectado, sin éxito.

Uno de los bomberos-rescatadores tomó tierra y habló con numerosas personas que estában realizando la ruta. Una de ellas, con un prismático, creía que ha localizado al afectado. A las 17.30 horas informaron que han localizado al afectado. Estaba atrapado y prácticamente colgando de un árbol en una pared de gran verticalidad.

Iban a proceder a evacuarlo con la grúa del helicóptero. La operación resultó muy compleja no solo porque el senderista se encontraba en mitad de la pared y metido entre las ramas de un árbol, sino porque había viento desfavorable de cola.

Tras acceder uno de los bomberos-rescatadores hasta él, le colocó el triángulo de rescate y lo evacuaron a la aeronave con una grúa en la que se desplegaron 30 metros de cable.

El afectado, según la médica-rescatadora, estaba ileso y sólo presentaba algunos rasguños por lo que lo trasladaron hasta Poncebos, localidad en la que había dejado estacionado su vehículo. Finalizada la intervención el equipo regresó a su base en La Morgal a las 18.33 horas.