El Principado tardará siete años en eliminar el plumero de la Pampa

Fernando Lastra y Tomás Díez analizan una de las plantas. / E. C.
Fernando Lastra y Tomás Díez analizan una de las plantas. / E. C.

Comienza en Coaña el plan para acabar con esta especie y Lastra pide a «la sociedad civil que se implique» en esta tarea

DAVID SUÁREZ FUENTE EL ESPÍN (COAÑA).

La Consejería de Infraestructuras Ordenación del Territorio y Medio Ambiente inició ayer en Coaña el Plan de acción para el control y la erradicación del plumero de la Pampa, al que este año se destina 440.000 euros. El objetivo es eliminar esta especie invasora, que ocupa 1.200 hectáreas en la región, para lo que se marca un plazo de siete años.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, asistió en Coaña a la primera intervención programada para eliminar esta especie, junto con el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano; el alcalde del concejo, Salvador Méndez, y responsables de Tragsa, empresa encargada de ejecutar las medidas.

Las primeras actuaciones se llevaron a cabo en una finca privada a orillas del río Navia y dado que estas plantas están en muchos casos en propiedades privadas Lastra remarcó «la necesidad de que la sociedad civil se implique en la erradicación». Una vez se elimine esta planta se pretende consolidar los terrenos liberados para evitar que sean nuevamente colonizados por los plumeros de la Pampa.

Las actuaciones previstas se apoyan en el protocolo de actuación contra el plumero en Asturias, elaborado en colaboración con el departamento de Botánica de la Universidad de Oviedo, que ofrece una «visión estratégica» para planificar la prevención, control y posible erradicación de la especie. El documento fue elaborado por el catedrático de Botánica Tomás Díez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos