Un centenar de testigos declarará en el juicio del 'caso Niemeyer' a partir del 24 de septiembre

Un centenar de testigos declarará en el juicio del 'caso Niemeyer' a partir del 24 de septiembre

La previsión inicial es que dure doce días a lo largo de los cuales se interrogará a los acusados y también a responsables políticos

CRISTINADEL RÍO AVILÉS.

El 'caso Niemeyer' ya tiene fecha de juicio. Las presuntas irregularidades en la gestión del centro cultural avilesino se juzgarán en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial del 24 de septiembre al 11 de octubre. Un centenar de testigos declarará a lo largo de las doce vistas previstas inicialmente, que comenzarán con el testimonio de los acusados, cinco personas físicas y una jurídica. Son Natalio Grueso, exdirector del centro, José María Vigil, extrabajador de la agencia de viajes de El Corte Inglés, José Luis Rebollo, exsecretario del centro, Judit Pereiro, por entonces mujer de Natalio Grueso, Marc Martí, exdirector de Producción del Centro Niemeyer, y Viajes El Corte Inglés. La Fiscalía del Principado pide para ellos un total de veinticinco años de cárcel y tres meses por supuestos delitos societarios y de administración desleal.

El Ministerio Público considera a Natalio Grueso presunto autor de un delito continuado de malversación, otro continuado de falsedad en documento mercantil y un delito societario continuado por los que pide hasta once años de prisión y otros diez de inhabilitación para trabajar o contratar con la administración pública o sus empresas. Afronta también multas por valor de 24.000 euros y una responsabilidad civil que, como mínimo, rondará los 34.500 euros.

José María Vigil, que fuera empleado de Viajes El Corte Inglés está acusado de un delito de estafa y es considerado cooperador necesario en los de malversación y continuado de falsedad presuntamente cometidos por Natalio Grueso. Se enfrenta a penas que suman ocho años de cárcel, además de una multa por valor de 16.800 euros.

Aparte del Ministerio Fiscal, acusan Foro Asturias y la Fundación del Centro Niemeyer

El primer secretario de la Fundación, el abogado José Luis Rebollo, está acusado de un presunto delito societario en concepto de cooperador necesario por el que se le pide una pena de prisión de dos años y tres meses y una multa de 7.200 euros. Rebollo es el único de los procesados al que no se le reclaman cantidades económicas por responsabilidad civil.

A Judit Pereiro, exmujer de Natalio Grueso, está considerada por el Ministerio Público partícipe de un delito de malversación a título de complicidad, por el que se enfrenta a dos años y seis meses de prisión, además de una inhabilitación de cinco años con la administración pública. La Fiscalía le reclama una responsabilidad civil de 60.000 euros que deberá cubrir de manera solidaria con Natalio Grueso. Al igual que este, se enfrenta a la petición de una pieza separada para devolver a la Fundación del centro 65.000 euros. En el caso de Grueso son 90.000.

Al que fuera director de producción del Centro Niemeyer, Marc Martí, se le supone cómplice de Natalio Grueso. La Fiscalía solicita para él 18 meses de prisión e inhabilitación para trabajar con la administración durante cuatro años. También deberá responder de manera solidaria con Natalio Grueso de una cantidad de 9.000 euros y se le abre una pieza separada para la reclamación de 10.000 euros más.

Testigos

Entre el centenar de testigos llamados a declarar están los principales responsables políticos de la consejería de Cultura, del Ayuntamiento de Avilés y del Puerto en 2011. Así, por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial pasarán las exconsejeras Ana Rosa Migoya, Encarnación Rodríguez y Mercedes Álvarez, la exalcaldesa Pilar Varela, el exconcejal Fernando Díaz Rañón y Manuel Ponga, Manuel Docampo Guerra y Santiago Rodríguez Vega, expresidentes y presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, patrono de la Fundación Centro Niemeyer.

El Ministerio Fiscal propone a 83 testigos entre los que también se encuentran Joan Picanyol, exsubdirector del centro que fue investigado por este asunto, el periodista Pedro Zuazua, exresponsable de comunicación del Centro Niemeyer, y el hermano de Natalio Grueso.

Aparte del Ministerio Público, ejercen la acusación particular la propia Fundación Centro Cultural Oscar Niemeyer y el partido Foro Asturias. Este último también llamará como testigo a la exconsejera Ana González, que fue presidenta del patronato del Centro Niemeyer después del breve gobierno de Foro Asturias y de que las presuntas irregularidades en el enclave avilesino saltaran a la luz pública en 2013.

El caso principal ha instruido la denuncia presentada en su día por la Fundación del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer sobre supuestas irregularidades en la contabilidad del centro. La segunda investigación sobre los pagos de los actos de inauguración de la cúpula del Centro Niemeyer fue archivada. Paralelamente, el Juzgado de lo Mercantil Nº 3 de Gijón fijó el concurso de acreedores del Centro.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos