El Club de Tenis se identifica con Galé

Pablo Carreño aplaude junto a Galé, el presidente del Club de Tenis, José Ramón Rodríguez, y Juan Avendaño, en el momento de descubrir un monoloto conmemorativo del cincuenta aniversario. / MARIETA
Pablo Carreño aplaude junto a Galé, el presidente del Club de Tenis, José Ramón Rodríguez, y Juan Avendaño, en el momento de descubrir un monoloto conmemorativo del cincuenta aniversario. / MARIETA

El gran impulsor de la entidad recibe un homenaje en el 50 aniversario de su fundación | Autoridades, socios y personalidades del deporte de la raqueta como Nadal, Moyá o el asturiano Carreño se suman a la celebración

J. F. G. AVILÉS.

Hablar de tenis en Avilés es hablar de Manolo Galé. Cofundador y presidente durante más de veinte años del Real Club de Tenis, su gran influencia en la Federación Española, su ilusión y determinación y su ilimitada capacidad de persuasión fueron claves para que se disputasen aquí las tres primeras eliminatorias de Copa Davis que ha vivido Asturias. Su figura trasciende los límites de la ciudad y del Principado. A lo largo de su vida ha recorrido el mundo de torneo en torno, sentándose en los palcos o como uno más en la grada, y ha entablado amistad con algunas de las grandes figuras de este deporte, desde Manuel Santana a Orantes o el mismísimo Bjon Borj -que le invitó a su boda- y con directivos de primer orden.

Galé recibió ayer el homenaje de su club en el acto central de las conmemoraciones del cincuenta aniversario de su fundación. No es el primero que recibe -la Federación Española ya le concedió su insignia de oro en 2012- pero sí el más emotivo, por cercanía. Jugaba en su cancha, en la casa por la que tanto luchó, rodeado de su círculo más cercano y de otros muchos amigos llegados desde los cuatro puntos cardinales del país.

La relación es extensa, desde el presidente de la Federación Española, Miguel Díaz Román al de Real Club de Tenis de Barcelona, representantes de numerosas territoriales y clubes y Pablo Carreño, número veintiuno de la ATP. También Rafael Nadal quiso sumarse al homenaje mediante un video en el que dejaron mensajes de reconocimiento a la labor de Galé jugadores como Carlos Moyá, Alex Corretja o Pato Clavet, entre otros muchos. A nivel institucional estuvieron presentes la alcaldesa, Mariví Monteserín, y el director general de Deportes, José Ramón Tuero.

Los actos se abrieron con la inauguración de una exposición que recoge en imágenes la historia del club. Después, se descubrió un monolito conmemorativo del cincuenta cumpleaños del club, una raqueta sobre un pedestal con dos placas que reconocen la aportación del homenajeado al tenis local, regional y nacional.

Ya en la cena Galé, profundamente agradecido, apenas pudo contener su emoción. Además del calor de los presentes recibió multitud de regalos en señal de reconocimiento a la gran labor que ha realizado en pro del tenis, su pasión. Entre ellos figuraban sendas réplicas del Conde de Godó y de la Copa Davis, quizá su torneo preferido.«Galé es el santo y seña del Club de Tenis de Avilés», resumió el presidente, José Ramón Rodríguez. Juan Avendaño no pudo evitarlas lágrimas.

 

Fotos

Vídeos