El consultorio de La Carriona retomará la actividad asistencial en el mes de septiembre

Francisco del Busto y Mariví Monteserín visitan el Consultorio de La Carriona junto a los técnicos encargados de la obra. / MARIETA
Francisco del Busto y Mariví Monteserín visitan el Consultorio de La Carriona junto a los técnicos encargados de la obra. / MARIETA

El centro sanitario contará con un ascensor, una caldera eficiente y un baño adaptado gracias a una inversión de 270.000 euros

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Las obras del consultorio de La Carriona se han alargado algo más de lo previsto y se espera que la actividad asistencial pueda retomarse en el mes de septiembre, una vez concluido el periodo estival. Los nuevos plazos indican que la rehabilitación del edificio finalizará a lo largo del mes de julio «y esperamos que esté totalmente equipado e inicie su actividad a principios de septiembre de forma efectiva», indicó el consejero de Sanidad, Francisco del Busto que, junto con la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, visitó ayer el inmueble para conocer de primera mano el desarrollo de los trabajos de rehabilitación integral del equipamiento sanitario, que incluyen la construcción de un ascensor, la habilitación de un nuevo baño adaptado y la instalación de una caldera de 'pellets' «más moderna y eficiente».

Las obras del centro de salud de La Carriona dieron comienzo el pasado mes de enero, estaba previsto que se prolongasen seis meses «y se han alargado porque la actuación es más compleja de lo que se había previsto en un primer momento, aunque más importante que el tiempo es que prácticamente podemos decir que tenemos en Avilés un nuevo centro de atención primaria», señaló Monteserín muy satisfecha.

El presupuesto total de las obras ronda ahora los 270.000 euros, unos 50.000 más de lo presupuestado inicialmente, y cuentan con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Desde que empezasen los trabajos en enero el Centro Social y Cultural de La Carriona ha acogido todos los servicios sanitarios del barrio, que cuenta con dos consultas de medicina de familia y enfermería, pediatría, extracciones y una unidad administrativa.

Eficiencia energética

Los trabajos se iniciaron por una petición directa de los propios profesionales y usuarios de instalar un ascensor, sobre todo para facilitar el acceso de los padres y madres con carritos de bebés a las consultas de pediatría que se encuentran en la primera planta, «pero el proyecto ha ido mucho más allá y es un orgullo haber construido un nuevo centro de salud moderno, equipado y energéticamente eficiente que pretende lograr el objetivo de generar cero gasto energético», aseguró Francisco del Busto tras la visita a las nuevas instalaciones.

Más