La empresa avilesina Domobility inicia en Italia su expansión internacional

Adolfo Torío y Xuan de Isla en las actuales instalaciones de Domobility en la calle de El Muelle. / MARIETA
Adolfo Torío y Xuan de Isla en las actuales instalaciones de Domobility en la calle de El Muelle. / MARIETA

La compañía impulsa proyectos de I+D+i para mejorar la gestión de los canales de venta en Internet, donde da soporte a comercios

FERNANDO DEL BUSTO

Hace nueve años, dos amigos, Xuan de Isla y Adolfo Torío, metían todas las horas del día y alguna más en una mesa en un espacio compartido en La Curtidora para poner en marcha Domobility. Hoy en día, siguen metiendo las mismas horas, y posiblemente alguna más, pero por el camino han generado veintidós puestos de trabajo en Avilés y, tras abrir una delegación en Milán, pueden presumir de ser la primera multinacional tecnológica avilesina. Es, muy resumida, la historia de Domobility, que en 2012 era premiada por la Cámara de Comercio como Emprendedor del futuro.

«Mantenemos la actividad con la que se creó la empresa, es lo que englobamos en Domobility», explica Xuan de Isla, uno de los socios. Sus principales clientes son bancos, industrias y también administraciones que viven procesos de transformación digital. La compañía avilesina elabora los programas que necesitan, adapta soluciones para las tabletas y teléfonos móviles y les acompaña en todo el proceso.

La mayor parte del trabajo se realiza en la segunda área, que han dado en llamar DoCommerce y que se centra en el comercio electrónico. La compañía avilesina llegó a este campo de la mano de eBay, lo que siempre es una buena carta de presentación. «Hace cinco años iniciamos con ellos nuestra colaboración como servicio técnico para España, a partir de ahí, la relación fue creciendo», explica De Isla.

Este tiempo aportó a la empresa avilesina un caudal de conocimiento sobre la gestión sobre los canales de mercado electrónico al alcance de muy pocos, de tal manera que su negocio creció de forma paralela a la transformación de espacio virtuales como eBay, donde comenzaron a convivir operaciones de privados con empresas.

Especializándose en el sector

De esta manera, la compañía avilesina se especializó en elaborar programas informáticos que mejoran tanto el rendimiento de las empresas que optan por el comercio electrónico como de los propios canales.

Así, por ejemplo, sus herramientas facilitan la gestión de catálogos con miles de productos. «Tiene capacidad para gestionar miles de referencias en diferentes en canales que llegan a varios países. Todo eso lo complica todo. Nuestra herramienta es sencilla y está teniendo bastante éxito», explica De Isla.

Además, las empresas acceden a ella desde la nube, por una conexión a internet. No es un programa informático que deban cargar en sus ordenadores. Junto a la sencillez, facilita la capacidad de respuesta si aparecen problemas técnicos.

En esta línea, los avilesinos fijaron sus ojos en Italia. «Consideramos que tiene mucho potencial para el comercio electrónico. Aún no se encuentra tan desarrollado como en España y sus marcas tienen un gran potencial de atracción para el mercado. Creo que tenemos una buena oportunidad», comenta De Isla.

Para ello, el pasado año crearon una pequeña empresa en Milán, DoCommerce S. R. L. que, de momento, cuenta con dos empleados para ir creciendo según evolucione su cartera de clientes. En su llegada a Italia han contado con un apoyo del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa) en su línea de apoyo a la internacionalización de las empresas.

La compañía avilesina también ha solicitado apoyos del Idepa para proyectos de I+D+i. El primero de ellos busca reducir los costes de almacenamiento en la nube. «Tenemos un cliente con un millón de productos en el catálogo, si podemos recurrir el coste de conservar esa información será muy importante», comenta.

La segunda iniciativa busca elaborar los stocks, el almacenaje. «En los canales venta electrónico es muy importante tener suficiente stock para responder rápidamente, pero las empresas tampoco quieren sobrecargarse. Nosotros queremos elaborar un algoritmo para ayudar a reponer y preparar el stock a partir de su propia experiencia como vendedores», indica.

De Isla destaca la importancia de las ayudas, aunque señala que también sería importante mejorar otros aspectos como las comunicaciones áreas. «Todo nuestro negocio está fuera de Asturias y aunque viajamos poco, es complicado».