La Audiencia confirma la prisión para Natalio Grueso

«Soy el primer interesado en demostrar mi inocencia» | Su nuevo letrado Fernando Burgos ha declarado a la salida de la sala que el lunes se presentará en el juicio y solicitará la suspensión como cuestión previa

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

La Audiencia Provincial ha confirmado esta mañana la prisión para el exdirector del Centro Niemeyer, Natalio Grueso, después de la vista celebrada esta mañana con todas las partes.

Estará ingresado en la cárcel de Asturias al menos hasta el lunes, cuando comienza el juicio.

El tribunal insiste en que «el acusado se colocó voluntariamente, y en fechas próximas al juicio, en una situación que impedía su localización», y considera que sigue existiendo riesgo de fuga. El hecho de que Grueso acudiera a entregarse el pasado martes, o que fuera a la Audiencia para practicar unas diligencias el pasado 13 de agosto, no se considera relevante, «puesto que ello no le impidió facilitar un domicilio en donde no pudo ser localizado, propiciando una situación en la que el Tribunal se encuentra al labur del acusado, por ser él quien decide el cómo y cuándo de su personamiento».

La Audiencia considera «mas que probable» que Grueso pueda decidir en una tercera ocasión «sustraerse definitivamente de la justicia», motivo por el cual ha decidido mantenerle en prisión de manera cautelar, sin fianza alguna, en los mismos términos que proponía el Ministerio Fiscal y la acusación popular ejercida por Foro Asturias. No así la Fundación Niemeyer, que era partidaria de la puesta en libertad de su exdirector, tal y como se decidió ayer en la reunión del Patronato.

«Soy el primer interesado en demostrar mi inocencia»

Grueso ha negado esta mañana ante el juez haberse sustraído a la acción de la justicia y ha defendido su honorabilidad en el derecho a la última palabra en la vista que se ha celebrado para decidir acerca de las medidas cautelares por las que permanece en prisión. Ha explicado, durante su comparecencia, que en Madrid cambia habitualmente de domicilio y que la renuncia de su abogado Pelayo Mijares fue debido a una cuestión económica.

«Mi voluntad de comparecer es absoluta. (...) Soy el primer interesado en que se celebre el juicio porque no tengo ninguna duda de mi inocencia y espero poder demostrarlo», ha asegurado el exdirector del Centro Niemeyer tras aludir al daño causado a su imagen.

Asimismo, Grueso ha aprovechado para aclarar que las «discrepancias irreconciliables» alegadas por su primer letrado se han debido a que «en julio me exige desembolso adicional de 30.000 euros que yo no tengo. La siguiente comunicación que tuve de él fue un escrito de renuncia. El primer damnificado soy yo porque necesito que el letrado que me defienda tenga el tiempo oportuno (para prepararlo)».

Por su parte, su nuevo letrado Fernando Burgos ha declarado a la salida de la sala que el lunes se presentará en el juicio y solicitará la suspensión como cuestión previa. «Recibí su llamada hace 72 horas. Yo no sabía ni quién era ni dónde estaba la Sección Tercera. No sé ni de qué va el tema», ha comentado el que fuera fiscal de la Audiencia Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos