Prisión para uno de los cuatro detenidos tras la agresión en Piedras

Un furgón de la Guardia Civil entra en el aparcamiento del juzgado para recoger a los detenidos. / MARIETA
Un furgón de la Guardia Civil entra en el aparcamiento del juzgado para recoger a los detenidos. / MARIETA

La jueza impone órdenes de alejamiento a los otros tres implicados en un suceso con una víctima en la UCI del Hospital Universitario Central

C. DEL RÍOAVILÉS.

La titular del Juzgado de Instrucción Número 5 de Avilés decretó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de F. B. R., uno de los cuatro detenidos por la agresión que malhirió a L. E., un dominicano de 31 años que permanece ingresado en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias desde la madrugada del sábado. Vecino de Castrillón de 33 años, ayer por la tarde ingresó en el Centro Penitenciario de Asturias, en Villabona, después de que tanto la Fiscalía como la jueza apreciasen riesgo de fuga, tal como confirmó su abogado Juan Pablo Martín.

A los otros tres detenidos por su relación con los hechos se les impuso como medidas cautelares órdenes de alejamiento de 150 metros, la prohibición de comunicarse con la víctima y estar a disposición del juzgado por si se necesitara practicar otras diligencias. A I. P. I., A. S. G. y O. S. R. se les imputa un delito leve de lesión.

La jornada fue larga ayer para los detenidos. Trasladados de forma individual a la sede judicial entre las 9.45 y las 11 horas, no se les tomó declaración hasta un par de horas después. Al parecer, todos coincidieron en señalar que había sido A. S. G., de 33 años y vecino de Avilés, el autor del golpe. Él mismo lo habría reconocido. «Hubo un enzarzamiento entre el lesionado y otro chico, los otros intentaron mediar, pararlos y lo lograron», explicó el abogado Armando Calderón, que defiende a O. S. R.

Los jóvenes estaban disfrutando de la verbena de Piedras Blancas la madrugada del sábado cuando, por causas que aún se trata de dilucidar, el dominicano L. E. los increpó. Viendo la actitud del mismo, el grupo se dirigió a un amigo que lo acompañaba, al que pidió que se lo llevasen de allí porque aquello podría acabar mal. No hubo tiempo a más. No habían terminado de mediar cuando L. E. se dio la vuelta y se encaró con ellos, provocación a la que A. S. G. respondió con un golpe tras el que huyó inmediatamente. Al parecer, no lo vio ni siquiera caer. De hecho, no supo el alcance de su agresión hasta que vio la noticia en los medios de comunicación. Entonces se presentó voluntariamente en el cuartel de la Guardia Civil, acompañado por su abogado Javier Díaz Dapena.

Según la Benemérita, hubo un segundo herido, que presentaba tan solo cortes en una mano y que siguió disfrutando de una madrugada festiva después de que su amigo fuera trasladado al HUCA, según han confirmado algunos testigos.

Tras las primeras declaraciones, la jueza rechazó imputar a los detenidos un delito de omisión de socorro al considerar que no se dieron las condiciones. Ya lo había advertido el letrado Calderón que «ni aún exagerando el Código Penal se da porque había gente y había un puesto médico al lado. La omisión del deber de socorro es cuando dejas a una persona perdida en un monte sin que nadie la pueda auxiliar».

El Juzgado de Instrucción Número 5, ayer en funciones de guardia, continuará con la investigación del caso con la toma de declaraciones, entre las que se incluirán las de los agentes de la Policía Local que se personaron en la escena al poco tiempo puesto que el incidente ocurrió prácticamente a las puertas de la comisaría.

Roberto Santiago, concejal de Festejos de Castrillón, lamentó ayer un «grave incidente» que empañó «las que han sido las mejores fiestas de Piedras de los últimos años» y que situó como las terceras mejores de Asturias tras las de Oviedo y Gijón.

«Atención inmediata»

Sin restar importancia a lo sucedido, el edil destacó el funcionamiento de «todas las medidas de seguridad puestas encima de la mesa». Una «atención inmediata» gracias a la presencia «allí mismo de una patrulla de la Policía Local, Guardia Civil y, a muy escasos metros, una ambulancia que trasladó al herido al Hospital San Agustín primero, aunque luego fue derivado al Central». «Lamentablemente cuando se junta tanta gente estas desgracias pueden ocurrir», reflexionó Santiago.

La popularidad de las fiestas de Piedras Blancas parece ir in crescendo en los últimos años, reuniendo cada vez a un mayor número de personas. Una circunstancia que, junto con el consumo masivo de alcohol y otras sustancias, acaba convirtiéndose en el caldo de cultivo de este tipo de peleas. El lunes por la noche, mismamente, la última noche festiva por la celebración del Día de Castrillón, se tiene constancia de varias, aunque ninguna de consideración.

En el parte de incidencias menores se incluye la caída de una joven en la fuente del Parque de la Libertad. Fue trasladada al Hospital Universitario San Agustín con una posible fractura severa de pierna, diagnóstico que no ha podido ser confirmado. Además, se produjo una acometida contra un 'food truck', sin que su propietaria haya presentado denuncia.

Más información