La zarzuela se suma a valses, marchas y polkas en el concierto de Año Nuevo

El ensayo contó ayer con la presencia de público en el patio de butacas del Teatro Palacio Valdés. / OMAR ANTUÑA
El ensayo contó ayer con la presencia de público en el patio de butacas del Teatro Palacio Valdés. / OMAR ANTUÑA

Bajo la batuta de Iván Cuervo y con la bailarina Priscila Ortiz y la mezzosoprano Marina Pardo, abrirá 2019 a las 19.30 en el Palacio Valdés

J. F. GALÁN AVILÉS.

La zarzuela se incorpora al programa del concierto de Año Nuevo. «Queremos darle un toque español», manifestó el director, Iván Cuervo, durante el ensayo general que ofreció ayer la Orquesta Sinfónica Ciudad de Avilés en el Teatro Palacio Valdés. No será la única novedad. También se incorporan la danza, de la mano de la bailarina avilesina Priscila Ortiz, y la voz de la mezzosoprano cántabra Marina Pardo. El concierto comenzará a las siete y media de la tarde de mañana martes, 1 de enero, y el aforo del coliseo avilesino está cubierto. Las entradas se agotaron apenas tres días después de ponerse a la venta.

Para alegría de aquellos que se quedaron sin ella el ensayo de ayer se celebró a puerta abierta y el público, que cubrió la práctica totalidad del patio de butacas, disfrutó de mucho más que de un aperitivo. Fue un ensayo general en el más amplio sentido de la palabra. La Orquesta Sinfónica desarrolló el programa íntegro a excepción de dos piezas que requieren la voz de Marina Pardo, una mezzosoprano reconocida a nivel internacional ausente ayer al encontrarse de viaje. «Contar con ella en este concierto es un verdadero lujo», subrayó Cuervo.

Priscila Ortiz bailó la segunda pieza, el 'Vals de las flores', de Piotr Tchaikovski, ballet clásico, y la penúltima, 'Las bodas de Luis Alonso', una zarzuela en verso con música de Gerónimo Giménez y libreto de Javier de Burgos. «Soy de la villa, y colaborar en este concierto es para mí un auténtico placer. En España la danza no acostumbra a formar parte de los conciertos de año nuevo, pero en Viena sí», manifestó la joven bailarina, formada en la Royal Academy of Dance de Londres.

El concierto se abrirá con otra zarzuela, el preludio de 'El bateo', obra con al que Federico Chueca dejó constancia de su buen hacer a la hora de escribir melodías populares y pegadizas. El 'Vals de la flores' dará paso a valses, polkas y marchas tan populares como 'El bello Danubio azul', de Johan Strauss, 'La danza del sable', acto final del ballet 'Gayaneh', de Aram Jachaturián, 0 la Danza 'Hunga Número 5' de Johan Strauss, a la obertura de la ópera 'Carmen', de Georges Bizet y a un tema tan castizoscomo el pasacalles 'La Chulapona', de Federico Moreno Torroba. Con una duración aproximada de noventa minutos, el programa contiene trece piezas y se cierra con la archiconocida 'Marcha Radetzky' de Johan Strauss.

La a Orquesta Sinfónica Ciudad de Avilés está integrada por profesores del Conservatorio Municipal Profesional Julián Orbón y por músicos que iniciaron su formación en el centro. En total 45 intérpretes (once violines, cuatro violas, cuatro violonchelos, tres contrabajos, dos oboes, dos flautas traveseras, dos clarinetes, dos fagotes, un saxo, dos trompetas, cuatro trompas, tres trombones, un arpa y cuatro percusionistas) bajo la batuta de Iván Cuervo, docente del Conservatorio y habitual colaborador de orquestas como la Nacional de España, la Sinfónica de RTVE o Los Virtuosos de Moscú.