«La poesía es terapia»

La escritora Irene X./
La escritora Irene X.

La escritora Irene X, una de las voces más representativas de la poesía joven, gana el Premio Espasa con 'La chica no olvida'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La tirada de 'El sexo de la risa', el primer libro de Irene X (Zaragoza, 1990), en el que la joven poetisa decidió reunir los pensamientos que colgaba en las redes sociales desde los 14 años, empezó por 20 ejemplares y acabó con más de mil, todo un éxito. Fue entonces cuando Irene X descubrió que aquellas ideas que ella escribía «por necesidad» interesaban a más gente que a su círculo más íntimo, así que después vinieron 'No me llores', 'Grecia', 'Fe ciega' y 'Single' hasta consolidar una trayectoria que se ve ahora reconocida con el I Premio ESPASAesPOESÍA, dotado con 20.000 euros, que acaba de conseguir, a los 28 años, con su nueva obra, 'La chica no olvida', obra elegida por un jurado compuesto compuesto por Luis Alberto de Cuenca, Ana Porto, Marwan, Alejandro Palomas y Belén Bermejo.

«Reconozco que soy muy visceral, no me va el rollo romántico y el buenrollismo. Creo que es mejor vivir las cosas que escribirlas», cuenta Irene X, miembro de esa nueva generación de poetas con decenas de miles de seguidores en las redes sociales que han abierto la poesía a un nuevo y mayoritario público.

«Cuando empecé a escribir algunos amigos me decían que la poesía era algo 'de viejos', pero yo creo que la poesía se ha adaptado a los tiempos. Ahora podemos leer en un poema palabras como 'whatsapp' y gracias a eso, los jóvenes lectores se sienten reflejados en lo que les contamos», prosigue.

Pero su lenguaje directo y la inmediatez de las redes sociales le ha causado problemas, en más de una ocasión, a la autora. «Yo digo lo que me parece, y es verdad que algunos me dicen que me he pasado o que he tirado una 'bomba'. Si alguna vez me paso, lo explico, aunque explicar las cosas en internet no suele dar buenos resultados», agrega.

En cualquier caso, Irene X asegura que las redes sociales le permiten mantener un contacto cercano con sus lectores. «Me implico mucho con la gente que me lee, me cuenta sus problemas e intento contestarles. Después, cuando nos conocemos en una presentación y nos damos un abrazo, sentimos que nos conocemos desde hace tiempo», cuenta la autora, que opina que «la poesía es terapia». «Me emociona cuando conozco a los lectores y también a sus madres, que vienen a darme las gracias porque me dicen que mis versos han ayudado a sus hijos», relata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos