García Calvo, mejor director de la temporada por su 'Sigfrido' para la Ópera de Oviedo

Guillermo García Calvo, durante una pausa del ensayo con la OSPA y Oviedo Filarmonía para el 'Sigfrido' de 2017. /  MARIO ROJAS
Guillermo García Calvo, durante una pausa del ensayo con la OSPA y Oviedo Filarmonía para el 'Sigfrido' de 2017. / MARIO ROJAS

Los nuevos galardones de la lírica nacional, que cogen el testigo de los Premios Líricos del Campoamor, se entregarán el 21 de marzo en el Teatro Liceu

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Los Premios Ópera XXI, con los que la Asociación de Teatros, Festivales y Temporadas de Ópera de España reconoce lo mejor de la actividad lírica nacional durante la temporada 2017-2018, han decidido premiar como mejor director musical en su primera edición, la de este año, al madrileño Guillermo García Calvo por su trabajo en la Ópera de Oviedo al frente de la OSPA y Oviedo Filarmonía en 'Sigfrido'. Una de las grandes óperas del repertorio wagneriano pilotada por el maestro a lomos de una superorquesta que sirvió para abrir la 70 temporada de ópera en el Campoamor allá por septiembre de 2017, una etapa más en la representación en Oviedo de la tetralogía del anillo, de Wagner, que se cerrará la próxima temporada con 'El ocaso de los dioses', la ópera que cierra el ciclo.

García Calvo es el director que más veces ha dirigido a Richard Wagner en Oviedo, primero con 'Tristán e Isolda' y después con 'El oro del Rin' y 'La Valkiria', siempre al frente de la sinfónica asturiana. En vez de recurrir a una versión orquestal reducida para su 'Sigfrido', se decidió reunir a todo el elenco musical -ciento seis músicos- que refleja la partitura original. Para ello, además de con la OSPA, García Calvo contó con la orquesta Oviedo Filarmonía, que ya habían actuado juntas aquel mismo verano en la 'Segunda Sinfonía, Resurrección', de Mahler, dirigida por Pablo González. La dirección de García Calvo consiguió ofrecer una gran claridad en los motivos y un férreo control de las dinámicas, lo que favoreció el lucimiento de los cantantes. Además fue capaz de dotar de una homogeneidad global a todas las familias de instrumentos, algo muy complicado cuando se unen dos orquestas sobre el escenario. Y es que la orquesta actuó sobre las tablas ante la imposibilidad de que todos los músicos pudiesen acomodarse en el foso del teatro ovetense durante las cinco horas que duraba la representación. Un maratón musical en el que las nuevas tecnologías y el videomapping centraron la parte escénica.

LOS PREMIOS

Dirección Musical
Guillermo García Calvo por el 'Sigfrido' que abrió la 70 temporada de Ópera de Oviedo en el Campoamor, en septiembre de 2017.
Dirección de escena
Calixto Bieitio por 'Die soldaten' en el Teatro Real de Madrid, estrenada en mayo del año pasado.
Mejor Cantante
La soprano Mariella Devia, por su interpretación de 'Lucrezia Borgia' en La Coruña, en septiembre de 2017.
Iniciativa de difusión
Mirna Lacambra, por su labor al frente de los Amics de la Ópera de Sabadell.
Nueva producción
'Gloriana', estrenada en abril del año pasado en el Teatro Real de Madrid.
Premios de honor
Josep Carreras y la Asociación de Amigos de la Ópera de La Coruña.

La ceremonia de entrega de los premios tendrá lugar en el Salón de los Espejos del Gran Teatre del Liceu (Barcelona) el próximo 21 de marzo y contará con la asistencia de todos los premiados. Según explican desde la organización, estos premios vienen a tomar el testigo de los extintos Premios Líricos Teatro Campoamor, que se entregaban anualmente en Oviedo en una espectacular gala. Renunciar a su organización fue una de las primeras decisiones del actual Gobierno local, conformado por PSOE, Izquierda Unida y Somos Oviedo.

Además de García Calvo, por aquella obra de septiembre de 2017, también han sido premiados el director de escena Calixto Bieito, por su trabajo en la producción de 'Die Soldaten' en el Teatro Real (mayo-junio 2018); y la soprano Mariella Devia, por su interpretación de Lucrezia Borgia en la temporada operística organizada por la Asociación de Amigos de la Ópera de La Coruña (septiembre 2017). Mirna Lacambra recogerá el premio al proyecto de desarrollo de la actividad operística por su labor al frente de Amics de la Òpera de Sabadell. Y, por último, el Teatro Real recibirá el galardón a la nueva producción operística por la escenificación de 'Gloriana', estrenada en abril del año pasado.

El jurado ha estado integrado por los musicólogos Jaume Radigales y Begoña Lolo, la reconocida soprano Ana María Sánchez, los periodistas especializados Gonzalo Alonso, Pablo Meléndez-Haddad, Fernando Sans Rivière y Juan Ángel Vela del Campo, así como el escritor y divulgador musical Ramón Gener.

La Asamblea de la Asociación había decidido previamente premiar con el galardón de honor la labor de Josep Carreras y la de la Asociación de Amigos de la Ópera de La Coruña. Con estos premios, la Asociación pretende reconocer y dar visibilidad a la intensa actividad lírica nacional, tal y como hacían los premios que se entregaban en Oviedo. Los Premios Ópera XXI nacen «con el compromiso de todos los teatros de España por la creación de unos galardones que gocen de viabilidad y continuidad a lo largo del tiempo», explican los organizadores. Para esta convocatoria se ha firmado un convenio de colaboración con la empresa Clemente Pianos/Polimúsica/Bilbao Trading PartnerShip, que ha permitido impulsar esta primera edición.