Asturias tiene la orquesta más feminista de España

Asturias tiene la orquesta más feminista de España
El Concierto de Año Nuevo de Oviedo Filarmonía, dirigido por Lucas Macías en el Teatro Campoamor. :: ALEX PIÑA / MARIO ROJAS

Oviedo Filarmonía cumple hoy dos décadas con casi la mitad de su plantilla compuesta por mujeres y «demandas irrenunciables, como una sala de ensayos en condiciones»

A. VILLACORTA

Lo de que veinte años no son nada lo ponen muy en duda en Oviedo Filarmonía, que hoy, 6 de febrero, festeja dos décadas de existencia con varios logros en su haber. Entre ellos, haberse convertido en «la orquesta con más mujeres de España», presume la directora general de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, María Riera, que ha visto cómo, en los últimos tiempos, ellas rompían el techo de cristal de la formación sinfónica.

«Las mujeres aún no representan la mitad de nuestra plantilla, compuesta por 55 intérpretes, pero falta poquísimo. Y en las audiciones hay todavía mucha más paridad», cuenta Riera, que explica que la tendencia de la formación sinfónica se debe a la propia evolución de la sociedad: «Cada vez son más las chicas que se dedican a la música a nivel profesional. Antes, los padres y las madres decían aquello de: 'Que el niño estudie música y que la cría haga ballet'. Eso ha cambiado».

Y lo que también ha cambiado es su sonido con la llegada, esta misma temporada, de su nuevo director titular, Lucas Macías, que ha sustituido en el podio de la orquesta municipal a Marzio Conti.

Macías, que tendrá una presencia más continuada a partir del inicio de la temporada 2019/20, ya se ha hecho cargo de dos citas de la Ofil -como el Concierto de Año Nuevo que se celebra en el Campoamor- y, a decir de los melómanos, su llegada se ha hecho notar. Así que los miembros de la orquesta se declaran en «una buena época desde el punto de vista artístico».

Un momento dulce en una historia que empezó con un concierto celebrado el 6 de febrero de 1999 en el gran coliseo ovetense (con obras de Arriaga, Rodrigo, Mozart y Bach) bajo la batuta del maestro José Gómez y con las localidades agotadas cuando la formación aún se denominaba Orquesta Sinfónica Ciudad de Oviedo.

El feliz alumbramiento se produjo a iniciativa del Ayuntamiento y, a instancias del maestro Friedrich Haider, pasó a llamarse Oviedo Filarmonía, para seguir, veinte años después, ofreciendo toda la música que la ciudad quiere escuchar: de las temporadas de ópera y zarzuela a recitales de verano pasando por el rock, la danza, el jazz o las bandas sonoras. De las Jornadas de Piano Luis G. Iberni a la Semana del Audiovisual Contemporáneo (SACO), incluyendo conciertos didácticos para escolares o colaboraciones con la Universidad de Oviedo y llegando a tocar en la plaza de la Catedral (memorable 'Carmina Burana' que congregó a cientos de personas) o en el Carlos Tartiere, donde actuaron en «un intento de acercar la música clásica al mayor número de espectadores posible».

También su actividad incesante en las redes sociales está atrayendo a nuevos públicos y llevando a gente cada vez más joven a sus recitales. Pero, como «por pedir que no quede», María Riera echa de menos que el convenio con el Ayuntamiento incluya una mayor dotación económica. «Somos una formación con un presupuesto muy ajustado. No llega a tres millones de euros. Y eso es poquísimo. El presupuesto medio de una orquesta como esta ronda los seis millones, pero nosotros somos muy modestos y el 90% de nuestros fondos se va en salarios, con lo cual para programar y para otro tipo de gastos tenemos muy poco dinero».

Y entre sus «demandas irrenunciables» está también «una sala de ensayos en condiciones y con buena acústica». Porque, de momento, siguen confinados en los bajos del Filarmónica, «en una sala pequeña, con el techo bajo, sin ventilación y con un problema exagerado de humedad. Un lugar en el que o pasas mucho frío o te mueres de calor».

Por eso, la petición es muy clara: «Si se va a hacer algo con la Fábrica de La Vega, que se acuerden de nosotros». Pero, a la espera de que llegue el ansiado traslado, Oviedo Filarmonía celebrará sus primeras dos décadas de vida este sábado con un concierto protagonizado por la soprano rusa Julia Lezhneva, amadrinada en su día por Kiri Te Kanawa, y bajo la dirección de Michael Antonenko. Un recital al que acompaña una campaña en las redes que han llamado '#20años20razones'.

Temas

Oviedo
 

Fotos

Vídeos