El juez quiere saber cuánto dinero debe realmente Gowex y quién se lo prestó

El juez Pedraz./
El juez Pedraz.

También pretende conocer en detalle qué actuación tuvo el supervisor bursátil (BME) y revisará con lupa el trabajo del auditor en la compañía de redes wifi

JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz quiere ir concretando las perjuicios que ha podido causar el fiasco de Gowex, una empresa tecnológica aparentemente prometedora que ha terminado siendo todo un fiasco contable con un concurso de acreedores de resolución muy complicada. Amén de los cerca de 5.000 inversores que compraron títulos de la ahora famosa empresa de redes wifi cuyo valor bursátil llegó a dispararse hasta los 2.000 millones de euros para luego desplomarse un 60% antes pincharse definitivamente su burbuja hace poco más de dos semanas-, pretende esclarecer qué tipo de préstamos recibió y, sobre todo, qué ayudas públicas.

En sendas providencias notificadas este martes, el instructor del caso ordena a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) que le remita toda la información que pueda recabar acerca de las subvenciones y los créditos que obtuvo Lets Gowex (y el resto de sociedades de su grupo) desde su constitución a principios de 2008 su origen está en la firma Iber-x, creada en 1999- hasta que se abrió este procedimiento penal el pasado día 8. También pide que incluya los datos disponibles sobre los préstamos que haya recibido del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Según las cuentas de la empresa correspondientes a 2013, el dinero recibido del ICO y aún pendiente de pago asciende a 8,9 millones de euros, mientras que al BEI le adeuda otros 6 millones. No obstante, desde el Instituto precisaron que Gowex no es cliente directo suyo, dado que los fondos se prestan a través de los bancos colaboradores y fueron estos los que analizaron la operación, asumiendo el 100% del riesgo. La compañía también recibió distintos créditos blandos por valor de 4,8 millones- con la mediación del Ministerio de Industria, así como un préstamo de 420.000 euros del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), que depende del Ministerio de Economía y Competitividad.

La deuda de Gowex a finales de mayo ascendía 36,2 millones de euros, tras duplicarse con creces desde finales de 2012 (14,4 millones) y haber terminado el pasado ejercicio con un pasivo de 29,8 millones declarados. Sin embargo, cuando salió en Bolsa en junio de 2010 los compromisos pendientes de pago sólo alcanzaban los 2,9 millones, suma que se iría multiplicando en los años posteriores (el doble a finales de 2010, el triple al término de 2011 y cinco veces más a la conclusión de 2012). Entre sus principales bancos acreedores destaca el Santander, al que adeuda 10 millones de euros, seguido de Bankinter (5,2 millones), Deutsche Bank (3,3 millones), Bankia (3 millones) y Sabadell (2,3 millones), según datos del Banco de España.

Más documentación

Para esclarecer el aparente caos contable en que estaba sumida la empresa, que recurrió con frecuencia al uso de facturas falsas otro de sus testaferros ha sido citado para el lunes próximo- para engordar sobremanera sus cifras de negocio y elevar así su cotización bursátil, el juez ha requerido a su director financiero y uno de los principales imputados, Francisco Martínez Marugán, a fin de que entregue a la Policía toda la documentación que tiene en una oficina de Gowex cuya existencia desconocía hasta su declaración. Será precisamente la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) la que deberá analizar esos datos y elaborar un informe.

El papel que jugaron el supervisor bursátil y el auditor también será investigado a fondo por Pedraz. Para ello, ha requerido a la entidad Bolsas y Mercados (BME) para que le entregue toda la información que tenga sobre la salida a Bolsa de Gowex y, más relevante aún, de las revisiones y el seguimiento que haya hecho desde entonces de la empresa y sus filiales. A su vez, ha pedido al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) que le facilite los datos que tenga sobre posibles infracciones cometidas por la firma M&A Auditores y su socio (también imputado) José Antonio Díaz Villanueva, además de facilitarle un perito para revisar las auditorías de Gowex.