Vesuvius decide dejar de producir en su planta de Langreo

Protestas de los trabajadores de Vesuvius en Langreo esta misma tarde nada más conocerse la decisión de la empresa. / JUAN CARLOS ROMÁN

La factoría langreana cuenta con 111 empleados. La intención es formalizar un Expediente de Regulación de Empleo el próximo día 12

EFEOviedo

El Grupo Vesuvius, que se dedica a la elaboración de productos refractarios para la siderurgia, ha anunciado este jueves su intención de clausurar la actividad industrial en sus factorías de Langreo (Asturias), que cuenta con 111 empleados, y Miranda de Ebro, que da empleo a 17.

La dirección de la empresa ha trasladado este jueves al comité de Empresa de la fábrica de Langreo su intención de formalizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el próximo 12 de septiembre. Este ERE plantea el «cese de la actividad manufacturera» así como algunas funciones administrativas tanto en su planta asturiana como en la de Miranda de Ebro, según ha informado la empresa.

Más información

El máximo responsable de la compañía, el Vice-President Flow Control Europe at Vesuvius, Richard Sykes, se ha reunido este jueves con el comité de empresa (5 responsables de CC OO y un delegado sindical de la factoría de Miranda del Ebro) para trasladar a los trabajadores la decisión empresarial y mostrar su intención de buscar la mejor salida para los empleados. No todos ellos se verán afectados por este ERE ya que algunos de otras divisiones se quedarán y otros dependerán de las negociaciones.

La delicada situación que atraviesa el sector del acero en Europa se cobra una nueva víctima. Las importaciones provocadas por la imposición en 2018 de aranceles por parte de Estados Unidos han llevado a que la producción de países extracomunitarios se desvíe al viejo continente, y esto ha marcado un cambio repentino y negativo en las perspectivas de la industria siderúrgica europea. La demanda de acero en la UE ha aumentado muy poco desde 2013 y se espera que caiga en 2019.

Vesuvius Ibérica

La instalación de Vesuvius Ibérica de Langreo comenzó su labor industrial en 1989. Sus productos son cerámicas altamente especializadas, que incluyen cubiertas, tapones, boquillas, compuertas deslizantes, refractarios de revestimiento y fundentes para la industria de producción de acero.

La factoría langreana ya vivió una regulación de empleo hace diez años, con un expediente que supuso entonces la marcha de 77 operarios entre los que fueron regulados y aceptaron bajas incentivadas.

En España el Grupo Vesuvius tiene cuatro fábricas, la de Asturias, la de Miranda del Ebro y dos en Vizcaya, pero estas dos últimas que operan bajo el nombre de Foseco Española SAU, no sufrirán ningún ERE ya que su producción es diferente, está enfocada a la fabricación de productos químicos industriales para el sector de las fundiciones. A nivel internacional, Vesuvius cuenta con 24 filiales y 33 oficinas de venta europea.

La compañía, con sede en el Reino Unido, lleva varios años adoptando medidas temporales en Europa por la ausencia de medidas proteccionistas en el sector y con esta decisión, tras evaluar su capacidad productiva, pretende reorganizar su producción ante el excedente de productos refractarios en el continente europeo.

A partir de ahora, Vesuvius enfocará la actividad manufacturera de los productos refractarios en un número limitado de fábricas en Europa para maximizar su producción y mantener la competitividad de sus productos, y consecuentemente, la producción total del Grupo.

«Esto junto a la tensión política-económica en algunos mercados del Medio Oriente provocan la necesidad de que Vesuvius tenga que reorganizar su capacidad productora en Europa», señalan las mismas fuentes.