Alcoa presenta el ERE y sigue adelante con los cierres de Avilés y La Coruña

Juan José Estrada, Sergio Sobrido, Laura Estévez y Pedro Ayllón, de USO, con el vicepresidente del Congreso, Ignacio Prendes. /  I. MARTÍNEZ
Juan José Estrada, Sergio Sobrido, Laura Estévez y Pedro Ayllón, de USO, con el vicepresidente del Congreso, Ignacio Prendes. / I. MARTÍNEZ

Los sindicatos plantan a la multinacional y la acusan de actuar «con alevosía y premeditación. Una vez más están maltratando a sus trabajadores»

LAURA CASTRO GIJÓN.

Alcoa no cede. De poco están sirviendo, por el momento, las presiones por parte de instituciones y sindicatos. La multinacional del acero sigue adelante con su intención de cerrar las factorías de Avilés y La Coruña y ya ha presentado ante la Dirección General de Trabajo, que depende del ministerio, el expediente de regulación de empleo (ERE). Así lo aseguró la compañía ayer y advirtió de que el periodo de consultas de este proceso de despido colectivo tiene una duración de treinta días naturales.

Un plazo que empezó a expirar ayer con la primera sesión de negociación. El encuentro apenas duró cuatro minutos por la negativa a sentarse en la mesa del comité de empresa de Avilés -el de La Coruña directamente no acudió a la cita-, que entendía ayer por la mañana que el ERE no se había presentado oficialmente ante el Ministerio de Trabajo. Además, advirtieron a los directivos de la multinacional de que encima de la mesa «únicamente» se había puesto formalmente la denuncia del comité europeo en los tribunales de Holanda. Así lo trasladó el presidente del colectivo, José Manuel Gómez de la Uz (CC OO), quien criticó horas más tarde las formas de proceder de la compañía del aluminio al enterarse, en conversación con este diario, de que Alcoa había presentado el ERE en el Ministerio de Trabajo . «Lo han hecho con premeditación y alevosía, a última hora para que no estuviéramos informados. Una vez más, maltratan a los trabajadores», espetó Gómez de la Uz.

La multinacional norteamericana insiste en que el 17 de octubre pidieron a los comités de La Coruña y Avilés que constituyeran una comisión para negociar el ERE. Sin embargo, no se pusieron de acuerdo en su composición, pues mientras Alcoa pedía 13 representantes en total, los sindicatos exigieron que ese número fuera por cada planta y además insistieron en negociarlo en las autonomías y no en Madrid. A pesar de que la comisión no existe aún, la compañía advierte de que el plazo de negociación no se ampliará. Esto, dice la empresa, únicamente «está impidiendo iniciar las compensaciones» por los despidos.

La multinacional convoca a los comités a una nueva reunión el próximo martes

La empresa reiteró su intención de «minimizar el impacto» del ERE, insta a los comités a elegir representantes para que la negociación continúe y los convoca a una nueva reunión en Madrid el próximo martes 6 de noviembre. El comité asturiano «valorará» la petición y estudiará la posibilidad de acudir a la misma o de repetir el plantón de ayer. «Que tengan en cuenta que son ellos quienes públicamente en una reunión con el ministerio dijeron que no había alternativas y, por tanto, están actuando de mala fe», reprochó Gómez de la Uz. Consideró, además, que la multinacional «ya tiene la decisión tomada y está mintiendo, porque no quiere negociar ni buscar alternativas como dice la legislación en materia laboral».

El comité insiste: «No negociaremos nada que no sea el mantenimiento de los empleos y de la actividad de las dos plantas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos