«Las ayudas sociales no garantizan una alternativa a las comarcas mineras», advierte el PSOE de Asturias

El diputado socialista Marcelino Marcos Líndez interviene en la Junta General. /Álex Piña
El diputado socialista Marcelino Marcos Líndez interviene en la Junta General. / Álex Piña

IU tilda al Ejecutivo de Pedro Sánchez de «auténtico liquidador» del sector del carbón tras el documento de actuación presentado por el Ministerio de Transición Energética

EFE

El portavoz del PSOE en la Junta General del Principado, Marcelino Marcos Líndez, ha advertido este viernes de que las ayudas sociales de las comarcas mineras no bastan para abordar la reestructuración del carbón, mientras que el diputado de IU, Ovidio Zapico, ha señalado que los planes del Gobierno socialista de Madrid le van a convertir en el «auténtico liquidador» del sector.

Ambos han hecho estas afirmaciones durante un debate sobre los precios de la energía que ha tenido lugar hoy en el pleno de la Junta General del Principado, un día después de que los sindicatos UGT y CC OO del sector de la minería recibiesen del Ministerio de Transición Ecológica un borrador del plan de actuación ante el fin del actual marco regulatorio del carbón. Ambos sindicatos coincidieron en señalar que dicho documento refleja una falta de compromiso con el sector del carbón, que estaba lleno de inconcreciones y que carecía de soluciones concretas.

El documento cuestionado por los mineros recoge planes de ayuda, de prejubilaciones y de bajas incentivadas, así como un desarrollo posterior para las cuencas mineras y las empresas abocadas al cierre a 31 de diciembre. «Garantizar ayudas sociales en estos territorios no garantiza ni el mantenimiento del sector ni una alternativa a las comarcas mineras», ha afirmado hoy el portavoz socialista, que ha advertido al resto de grupos parlamentarios que no busquen contradicciones en el PSOE asturiano porque tienen muy claro cómo debe abordarse la transición energética.

Noticias relacionadas

Zapico, por su parte, ha calificado de «vergonzonería» que los representantes sindicales no fuesen recibidos por la ministra Teresa Ribera para hacerles entrega de un plan que, en su opinión, hará de los socialistas «los auténticos liquidadores finales de las comarcas mineras y de la minería en Asturias». «Asturias se juega mucho en estos temas en la transición energética y hay que abordarlo desde la sinceridad porque nos jugamos ser la Asturias que la supere de forma adecuada y consensuada o convertirnos en una comunidad de 600.000 habitantes», ha señalado el parlamentario de IU. En su opinión, el presidente Sánchez también «actúa a golpe de ocurrencia» cuando habla del papel estelar que tiene reservado para Hunosa cuando «quizás no tenga ni definidas cuatro líneas en un papel».

Desde las filas del PP, Rafael Alono pidió a Zapico que, mejor que pedir apoyos en Asturias, donde hay un amplio consenso, debería buscar alianzas en su grupo parlamentario en Madrid (Unidos Podemos). Asimismo, aseguró que el presidente del Principado, Javier Fernández, carece de ningún peso en su partido y ante el Gobierno central, mientras «el viejo socialismo permanece callado» ante los planes de Madrid para acelerar la transición energética «porque quieren mantener el buen rollito».

El sector del carbón en España aboga por una «transición justa» en el proceso de descarbonización y lleva meses solicitando una valoración de los efectos que tendrá en el empleo, en la industria y en el territorio. Los sindicatos de la minería han insistido en que, dentro del mix eléctrico, el uso del carbón está en torno al 19 % que, según su criterio, indica que «todavía es necesario como energía de respaldo y debe ser carbón nacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos