https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Premio para un cachopo que sabe a espárrago

Arriba, los ganadores del concurso con autoridades. Abajo, Isidro Martínez con su cachopo ganador y los otros dos finalistas. / E. C.
Arriba, los ganadores del concurso con autoridades. Abajo, Isidro Martínez con su cachopo ganador y los otros dos finalistas. / E. C.

El Merendero de Covadonga se alza en Madrid con el galardón de Ternera Asturiana | El establecimiento se impuso en la final nacional, cuyo podio completaron La Marimorena y Las Tablas del Campillín, ambos de Oviedo

JESSICA M. PUGA GIJÓN.

El mejor cachopo del país se prepara en el concejo de Cangas de Onís, en concreto en el Merendero de Covadonga, a escasos metros de la Santa Cueva. La propuesta del establecimiento asturiano se impuso en la final del III Concurso Nacional 'En busca del mejor cachopo elaborado con Ternera Asturiana', celebrada ayer en Madrid, en la jornada inaugural del 33 Salón de Gourmets. Su receta ganadora lleva un relleno de pimientos del piquillo, boletus, espárragos y queso de Los Oscos.

Este cachopo fue el más original, sabroso y mejor integrado a juicio de un jurado profesional compuesto por los cocineros Esther Manzano (estrella Michelin en el restaurante gijonés La Salgar), Sergio Rama (asesor de Ternera Asturiana y al frente de La Cocina de Laboral) y María Paz Marlo (responsable del Restaurante-Tapería Marlo y tercera finalista de 'Top Chef 2015'), el asesor gastronómico Roberto Capone y las periodistas Pilar Salas y Raquel Castillo.

La elección no fue nada fácil, pues en este campeonato nacional primó la originalidad. De las doce elaboraciones que llegaron a la final y que, por tanto, ayer se cocinaron en Ifema solo una, la de la Taberna Salcedo, pudo considerarse tradicional, o sea, elaborada utilizando exclusivamente ternera, jamón y queso y poniendo especial mimo en el rebozado.

Tras saberse coronado como autor del mejor cachopo del país, el responsable del Merendero de Covadonga, Isidro Martínez, insistió en la importancia de la receta como reclamo para los turistas. «Estando en Covadonga, hay muchos clientes de fuera que dan la vuelta si no ven cachopo en la carta», apuntó, sin querer entrar en la guerra de precios. «Lo fundamental para preparar un buen cachopo es cuidar la calidad de los ingredientes, garantía que me da Ternera Asturiana», valoró. Para casa se llevó 1.200 euros y la tarea de lucir con orgullo la corona de campeón nacional.

La experiencia es un grado y fue común a los tres establecimientos que lograron subirse al podio del certamen. Al Merendero de Covadonga, que probó suerte este año por segunda vez consecutiva, le siguieron La Marimorena, vigente campeón del concurso regional organizado por este diario y también finalista de la anterior edición del nacional, y Las Tablas del Campillín, siempre entre los mejores del concurso nacional organizado por la IGP Ternera Asturiana.

Ambos finalistas, además de coincidir en estar asentados en Oviedo, acudieron a Madrid con propuestas rebosantes de asturianía. El segundo clasificado, La Marimorena, presentó un plato titulado Los pastos de Piloña. Se trata de un cachopo que combina un relleno de queso Casín, cebolla confitada, setas y avellanas y está rebozado con pan, espinacas y estragón, lo que le confiere un color verde que atrajo todas las miradas y muchos 'flashes'. Siguiendo la defensa del Principado, el responsable de las Tablas del Campillín optó por centrarse en la historia minera de la región. Su cachopo, relleno de jamón y quesos asturianos, tenía un empanado más oscuro obtenido con tinta de sepia. Hasta el propio plato de presentación imitaba la entrada a un pozo minero, lo que cautivó a los cientos de personas que pasaron por el escenario donde se celebró la final de 'En busca del mejor cachopo elaborado con Ternera Asturiana'.