José María Pérez, candidato del PSOE a la Alcaldía tras no lograr Garmón los avales

José María Pérez, entregando parte de sus avales a Blanca Esther Aranda, secretaria de Organización del PSOE local.  /
José María Pérez, entregando parte de sus avales a Blanca Esther Aranda, secretaria de Organización del PSOE local.

Pérez reunió casi 800 apoyos mientras que Garmón se quedó con 234, por debajo del 20% exigido

OLGA ESTEBANGijón

José María Pérez es el candidato del PSOE a la Alcaldía de Gijón. La Agrupación Socialista local no celebrará finalmente primarias porque sólo Pérez ha logrado reunir los avales exigidos. En realidad los ha superado, y con creces. Reticente hasta última hora del día de ayer a admitir que su campaña iba más que bien, finalmente anunció que tenía «casi 800 avales», muy por encima del 20% exigido, que suponía 278 firmas. No hubo sorpresas en este aspecto. Pérez tenía el apoyo de la Federación Socialista Asturiana y buena parte del partido se ha volcado en su campaña, aunque él ha preferido rechazar esa condición. A nadie se le escapaba que no tendría dificultades en pasar esta primera 'criba'.

La única duda que quedaba era si el otro precandidato, José Antonio Garmón, también lo lograría. Era complicado, pero él confiaba en que no fuera imposible. El domingo admitía que aún le faltaban firmas. Y ni siquiera hizo falta esperar a las ocho de la tarde de ayer. A las seis, Pérez ya entregó su primera tanda de firmas. Una hora más tarde, Garmón anunciaba un claro mensaje: 'Sin avales, sin primarias'. Su equipo ha logrado reunir 234 firmas y el mínimo exigido eran 278. Por lo tanto, 44 apoyos le han separado de ser candidato y llegar a las primarias, que estaban fijadas para el día 19 y que finalmente no se celebrarán.

Sea como fuere, la diferencia es más que notable y han quedado claras las preferencias de los militantes. José María Pérez no ocultó su satisfacción. En primer lugar, por la altísima participación en el proceso: entre un 75% y un 80% de los afiliados han firmado por uno u otro candidato. Y, en segundo lugar porque esos afiliados han decidido «apoyar muy masivamente» su candidatura. En estas dos semanas, Pérez ha tenido una apretadísima agenda dereuniones con militantes y simpatizantes, que sin duda formaban ya parte de la campaña que ahora inicia: la de las elecciones municipales de mayo de 2015. Porque Pérez se marca el reto de «salir a la calle y hablar con los ciudadanos. Porque el PSOE es la principal, sino la única alternativa, para cambiar lo que está pasando en la ciudad». Para ello necesita un «diagnóstico lo más certero posible» de la situación. Ese será el trabajo externo. En cuanto al interno, Pérez abogó por «contar con la colaboración de todo el mundo. No voy a preguntar a nadie a quién avaló». Apuesta por conformar un equipo «que sea el mejor posible, con las personas más capaces, independientemente de a quién hayan apoyado».

Por su parte, José Antonio Garmón lamentó que el número de avales que ha logrado «hubiesen permitido presentar candidatura en cualquier ciudad asturiana y casi cualquier española» y agradeció el trabajo realizado por su equipo «a pesar de las dificultades».

José Antonio Garmón se dirigió directamente a Pérez, primero para felicitarle: «El gran caudal de confianza depositado en sus manos por la militancia en forma de avales es una gran responsabilidad de cara a las difíciles elecciones municipales de 2015». Pero también para mandarle un mensaje: «Confío en que sea un gran candidato, que escuche a la calle y que conozca la auténtica realidad en la que viven tantos vecinos y vecinas de Gijón, que no siempre es la realidad que se ve desde el interior de la Casa del Pueblo. Y que en todas sus decisiones tenga presente el bien común, no intereses particulares de nadie». Y un último mensaje: «Quiero hacer un llamamiento a la unidad del partido detrás del candidato elegido mayoritariamente por la militancia».

 

Fotos

Vídeos