El PP incluyó un centenar de afiliados muertos en el censo del congreso que eligió a Marín

Marín, con Mercedes Fernández, tras ser elegido presidente. /
Marín, con Mercedes Fernández, tras ser elegido presidente.

En la lista aportada por el partido con las personas al corriente de pago antes de votar figuran el edil de Foro Fernando Couto y un hijo de Álvarez-Cascos

MARCOS MOROGijón

La lista de 3.526 afiliados para el último congreso extraordinario del PP de Gijón, celebrado el 7 de febrero, incluyó a un centenar de personas fallecidas, 16 de las cuales superían hoy los 100 años. Así lo asegura Manuel Estrada, el abogado de los cinco exconcejales críticos del partido que presentaron una demanda de nulidad del citado cónclave, donde Mariano Marín se proclamó presidente local.

Estrada indicó que ha vuelto a estudiar con detenimiento la lista presentada por el partido en la sede judicial, que supuestamente contiene las personas que habrían estado al corriente de pago en el momento previo a la cita congresual. El cotejo se ha realizado a petición del Juzgado de Primera Instancia número 11.

La lista que ha aportado el partido simplemente nominal (solo nombres y apellidos sin DNI, dirección ni teléfono), pero Estrada afirma que ha podido identificar a algunos que figuran en la misma con información procedente de distintas fuentes. Los militantes de la lista son las que tendrían derecho a voto en el congreso. Hay incluso uno que tendría 108 años, destaca. Además, hay otros 300 que se habrían dado de baja en el momento del congreso.

Éstas no son las únicas sorpresas que ha encontrado el letrado al bucear en la relación. Figuran también como militantes con derecho a voto en el congreso personas que están desde hace tiempo en las filas de otros partidos. El caso más llamativo es el de Fernando Couto, actual portavoz del gobierno de Foro. También figura como afiliado al corriente de pago un hijo de Francisco Álvarez-Cascos.

El abogado ha pedido al juez que solicite al partido el censo oficial, que incluya más datos que los nombres, para poder confirmar todas las supuestas irregularidades detectadas. La parte contraria tiene tres días para contestar. Los demandantes desconfían de las cifras aportadas por la parte más oficialista del partido y piensan que no se cumplieron las garantías democráticas básicas, al no facilitar la participación de los afiliados. La cifra del censo es importante, porque determina el número de avales necesarios para recoger. Los exconcejales críticos encabezados por Manuel Pecharromán calificaron de «abusivos» los 500 avales exigidos para ser candidato.

Precedente

El de febrero fue el segundo congreso extraordinario para elegir presidente del PP de Gijón. Meses antes, el 18 de octubre de 2014, se celebró otro, en el que obtuvo la mayoría de los votos David González Medina, desde ayer diputado regional. Sin embargo, también fue recurrido y más tarde anulado. El juez dio la razón a la parte demandante y anuló el congreso y todas las decisiones que se tomaron en el mismo. El PP no recurrió la sentencia y convocó otro congreso, al que no se presentó Medina.

La presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, fue preguntada ayer en Llanes sobre estas supuestas irregularidades en el censo que sirvió para elegir a Marín y optó por guardar silencio.