Los secretos de las Termas

María Antonia Moreno muestra un mosaico de las Termas a los asistentes a su charla. /
María Antonia Moreno muestra un mosaico de las Termas a los asistentes a su charla.

María Antonia Moreno describe unas pinturas «sencillas, de colores básicos y formas geométricas siguiendo los esquemas romanos»

ROBERTO ENTRIALGO

«La primera vez que las vi tan cerca del mar pensé '¡Madre mía, aquí es imposible trabajar!'». María Antonia Moreno, restauradora del Museo Arqueológico Nacional, relató ayer ante una treintena de curiosos cómo fue el proceso de recuperación de las Termas del Campo Valdés entre 1991 y 1995, en el que tomó parte. «Este tipo de obras son muy sensibles a los elementos climáticos como la humedad y una vez que se desentierran se ven muy expuestas», detalló. El reto fue enorme. Para ello, recordó, recogieron fragmentos que se llevaron para restaurar y en otros casos actuaron in situ. Incluso cambiaron algunos muros originales de lugar porque molestaban a la hora de edificar el museo.

Las muestras pictóricas halladas, hoy día a la vista del público, «son sencillas, de colores básicos y formas geométricas siguiendo los esquemas del arte romano. Las técnicas que empleaban eran la acrílica, el óleo o el fresco, muy características de la pintura de la época», explicó. Para ello, continuó la restauradora, «empleaban arena, cal o yeso mezclado con aglutinantes para pintar sobre los muros recién construidos».

Pero el mayor reto del museo es conservarlas. Para ello, tiene una humedad constante del 80%, lo cual crea un ambiente perfecto para la preservación de las pinturas. Precisamente, relató que los romanos realizaban sus mosaicos cuando las paredes estaban húmedas, pues así se asentaban mejor. Tras una clase magistral de hora y media, acompañada de la proyección de imágenes, donde mostró el estado de los baños antes, durante y después de su restauración, Moreno realizó una visita guiada por el museo donde ilustró a los asistentes sobre los secretos pictóricos de las Termas veinte siglos después de iniciarse su construcción.