La alcaldesa anuncia que «revisará» el modelo del festival Arcu Atlánticu

Desfile folclórico junto al Muro durante la última edición del festival Arcu Atlánticu. / JORGE PETEIRO
Desfile folclórico junto al Muro durante la última edición del festival Arcu Atlánticu. / JORGE PETEIRO

«El certamen nació mal, al ser planteado como una contraposición a la Semana Negra, y no ha conseguido el refrendo del público», asegura

EUGENIA GARCÍAGIJÓN.

La alcaldesa, la socialista Ana González, anunció ayer que el nuevo equipo de gobierno «revisará» el festival Arcu Atlánticu. Según la regidora, el certamen de música y cultura asturiana y del resto de los países celtas cuya octava edición se celebrará entre mañana y este domingo «nació mal» ya en el año 2011.

Fue concebido por el anterior equipo de gobierno, de Foro. Y en opinión de González nació «como una clara contraposición a la Semana Negra y se hizo además con poca claridad, ya que inicialmente era difícil saber con qué dinero se realizaba». La alcaldesa argumentó que «las propuestas que tienen que ver con festejos y cultura no pueden nacer en contra de actividades muy asentadas en la ciudad, pero que se identificaban falsamente con propuestas políticas». Asimismo, apuntó que a lo largo de estos ocho años el Arcu Atlánticu «no ha conseguido el refrendo del público» e incluso opinó que «ha ido cada vez a menos en cuanto a personalidad, identidad y público». «Eso no es positivo», zanjó. Es por ello que el nuevo equipo de Cultura y Festejos «revisará» la propuesta, que difiere de otras actividades que para la alcaldesa sí cuentan con las características necesarias para ser consideradas «sólidas» dentro del verano gijonés. En este sentido, «podríamos citar las tres últimas, Metrópoli, Semana Negra o el propio Festival Aéreo, que cuentan con una aceptación de público muy importante y el cariño de gijoneses y visitantes que se desplazan 'ex profeso'».

El próximo verano, «seguramente permanezca el grueso de las actividades que ya tenemos, otra cosa es que haya que hacer algún reajuste orientado a su mejora». Y se encargó de matizar: «Evaluar para mejorar no significa que no se vayan a hacer, ya que muchas tienen ese refrendo del público». Para acabar de definir los veranos que están por venir, añadió, «necesitamos cubrir las plazas de personal de Festejos y Cultura que han salido a concurso».