Clase magistral de Padilla en El Bibio

El diestro Juan José Padilla enseña a un niño en la plaza de toros de El Bibio. / Damián Arienza

Sesenta niños abarrotaron el coso gijonés para conocer al torero jerezano y confeccionar su propia muleta

Ó. P.

Aunque Juan José Padillase despedirá esta tarde del los gijoneses con su última corrida en El Bibio, el cariño del publicó ya lo cosechó esta misma mañana con su presencia en un taller infantil organizado por la Fundación Víctor Barrio, que congregó a sesenta niños de todas las edades en la plaza gijonesa desde las 11 de la mañana. Allí se dio el jerezano un baño de masas, siendo aclamado por padres e hijos y ayudando a estos últimos a confeccionar su propia muleta o sus banderillas. Todo ello, por supuesto, aderezado con decenas de fotografías, selfies y firmas para el recuerdo.

«Todos empezamos haciendo nuestras propias muletas de algunas telas que había en casa. Desde los cinco o seis años ya empiezas a jugar al toro con tus hermanos o amigos», rememoró Padilla durante la mañana. «Que mayor ejemplo que este, con la plaza llena de niños. Hay que dar gracias a esta fundación, que año tras año demuestra en todas las plazas de España una colaboración importantísima para la fiesta», añadió.

Entre los asistentes se sortearon diez entradas triples -para dos menores y un adulto- que servirán para asistir a la corrida de esta tarde, en la que estará Padilla acompañado por Roca Rey y Morante. Uno de los afortunados fue Rodrigo Tambutti Soto, de 10 años, que reside en Nueva Jersey pero que todos los veranos acude a Gijón de vacaciones. Y con el gusanillo del toreo inculcado por su abuelo.

«Me gustan mucho y suelo venir a la novillada y al rejoneo. Esta tarde tengo muchas ganas de ver a Roca Rey», reconoció el joven, que asegura disfrutar volviendo a Estados Unidos para contar a sus amigos sus experiencias en el coso gijonés.

 

Fotos

Vídeos