David Alonso encabezará la candidatura de Por Gijón «para salir del fango político»

David Alonso, en la sede de Por Gijón. / PALOMA UCHA
David Alonso, en la sede de Por Gijón. / PALOMA UCHA

La formación, que presentará en dos semanas su lista definitiva, promete «medidas concretas» sin ataduras partidistas

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

No hubo sorpresas. David Alonso, exconcejal de Xixón Sí Puede durante estos últimos cuatro años, será el próximo candidato a la Alcaldía por el recién creado Por Gijón. Así lo confirmó ayer en la céntrica sede del partido, en la calle Instituto, desde donde dibujó alguna de las aristas del que será su nuevo proyecto y con el que, asegura, saldrá «a jugar el partido» de las elecciones municipales. «Doy este paso porque estoy convencido de que la política sirve para algo y porque hay que salir del fango en el que nos estamos metiendo», comenzó diciendo con el tono sincero y convencido que le caracteriza.

Alonso, consciente del tamaño de la empresa que enfrenta, anticipó que el futuro programa de Por Gijón será una batería de «medidas concretas» que, señaló, tendrán como base el sentido común y la búsqueda de consenso». «Somos un partido pensado únicamente para la ciudad, sin cortas ni pegas. No vamos a ser un problema», garantizó el exedil, quien reivindicó la carencia de ataduras autonómicas o nacionales como una de las principales ventajas de la formación.

El partido, que cuenta actualmente con unos 120 militantes, se encuentra estos días terminando de pulir la que será su lista definitiva para competir en la arena política del próximo 26 de mayo. Pese a que se prevé una presencia importante de profesionales ajenos a la política, Alonso no cerró ayer la puerta a contar con personas que ya hayan formado parte de alguna Corporación municipal con anterioridad. «No muchas. Hay suficiente gente fuera de la política y muy necesaria dentro», aseguró.

«Hay suficiente gente fuera de la política muy necesaria dentro», dice el nuevo candidato

Destacado papel

Geógrafo de formación y profesión, Alonso jugó un destacado papel en las negociaciones políticas para sacar adelante el nuevo Plan General de Ordenación, cuya aprobación definitiva no llegará a votar, defendiendo con firmeza posiciones como la transformación del frente marítimo de la zona del Rinconín en una gran 'playa verde' libre de edificaciones en la primera línea de costa. También fue muy insistente en la necesidad de presionar al Ministerio de Fomento para dar salida al proyecto del plan de vías, llegando a bajar al túnel del 'metrotrén' para mostrar que tras años de inactividad estaba inundado. También fue especialmente crítico con la situación del saneamiento de la ciudad, con la paralización de la depuradora de la zona este y las fugas en los emisarios submarinos como principal caballo de batalla. Además de concejal, fue miembro de los consejos de administración de Gijón al Norte y de Cogersa.