Fin a una década de anomalía urbanística en Gijón

Fin a una década de anomalía urbanística
Vista aérea en la que se observa parte del casco urbano de Gijón. / PABLO NOSTI

El Pleno ratifica hoy el PGO que devolverá la seguridad jurídica al planeamiento de la ciudad

MARCOS MORO GIJÓN.

El Pleno de hoy, por lo que está en juego, es sin duda el más trascendental de cuantos se han celebrado a lo largo de los dos mandatos de Carmen Moriyón como alcaldesa. Tanto el equipo de gobierno de Foro como la Corporación al completo podrán dar por cumplido su compromiso de ponerle punto y final a la larga y complicada tramitación del nuevo Plan General de Ordenación (PGO), que ha llevado más de seis años de trabajo incluida la etapa de prediagnóstico.

El apoyo seguro de cinco grupos políticos -más la probable abstención de un PSOE que no quiere rechazar un documento avalado por el Principado- acabará con una década de anomalía urbanística en Gijón. La que provocaron las anulaciones judiciales de los planeamientos urbanísticos de 2005 y 2011 y obligaron al Ayuntamiento a regirse en dos ocasiones por un plan general de 1999, el último de los redactados por Ramón Fernández-Rañada.

El amplio consenso alcanzado en torno al documento blinda el documento e impide que un cambio de gobierno suponga volver a la casilla de salida.

La aprobación definitiva de la revisión del PGO proporcionará una herramienta, unas reglas del juego, que permitirán que el urbanismo local al fin cambie de siglo, normalice su actividad y recupere la seguridad jurídica. Todo ello además fijando el diseño ordenado y compacto del crecimiento de la ciudad para el próximo decenio.

La entrada en vigor está prevista para la primera quincena de febrero tras la publicación en el Boletín Oficial del Principado (BOPA).

Dos informaciones públicas

Aunque el nuevo plan urbanístico no está libre de que algún vecino pretenda impugnarlo y acabe en los juzgados como sus antecesores, en la tramitación de este PGO se han redoblado los esfuerzos en materia de participación ciudadana, que fue el talón de Aquiles de los de 2005 y 2011. El documento ha pasado por dos procesos de información pública que sumaron en total 2.689 alegaciones. Se estimaron de forma íntegra o parcial el 47,89% de las alegaciones. Además, el documento pasó el filtro de varios órganos públicos autonómicos y estatales. El espaldarazo definitivo fue en diciembre con el informe favorable de la CUOTA, cuyas observaciones se han incorporado a la versión del PGO que será ratificada hoy en el Pleno.

En cuanto al contenido del plan urbanístico, éste prima la rehabilitación de la vieja ciudad sobre el desarrollo de nuevos urbanizables marcando una ruptura con sus antecesores aprobados por el PSOE. Sobre el plan de 2011 hay 2,5 millones de metros cuadrados que pasan de urbanizables a no urbanizables en Porceyo, Somonte, Granda y Castiello de Bernueces. Se mantienen los urbanizables de Roces Industrial, Peñafrancia, Infanzón, Jove, Peñona II y Cabueñes, que elimina el 'muro'. La actuaciones de rehabilitación estarán amparadas por un plan de regeneración urbana que invertirá 200 millones de euros en su periodo de vigencia,

De las nuevas 15.386 viviendas a las que el plan urbanístico dará cobertura legal, mediante el desarrollo de 150 ámbitos de suelo urbano no consolidado, el 30% deberán tener algún nivel de protección.

Una de las novedades es la reordenación de los espacios pendientes de la fachada marítima, tanto a este como a oeste. En El Natahoyo se garantiza el uso industrial de los terrenos que ocupan el Tallerón y Armón y reconvierte el suelo del antiguo astillero Naval Gijón en un parque empresarial para actividades no contaminantes vinculadas al mar y con el complemento de usos hosteleros, hoteleros, recreativos y comerciales en las plantas baja y primera de los nuevos edificios. Entre las Terrazas del Pery y el Sanatorio Marítimo (PERI-11) se mantiene la idea de crear una gran playa verde y se renuncia a la expropiación del edificio del Rick's, que tendrá que adaptar su estética a la de la zona, donde se reservará suelo para un equipamiento público en primera línea del playa.

Se garantiza asimismo la ampliación del Parque Tecnológico y en Mina La Camocha se prevé la creación de un parque empresarial vinculado a actividades agroalimentarias. Se implantarán además áreas ambientalmente protegidas con especial incidencia en el entorno de Arcelor.

Más