Detenido uno de los implicados en la muerte de Tommasiello por la agresión en la plaza de Italia, en Gijón

David Joel R. F., detenido por la agresión en la plaza de Italia, y Wilson P. T., condenado por el crimen de Christian Díaz Tommasiello, en el juicio celebrado en 2011 por el asesinato de los Jardines de la Reina . / JORGE PETEIRO
David Joel R. F., detenido por la agresión en la plaza de Italia, y Wilson P. T., condenado por el crimen de Christian Díaz Tommasiello, en el juicio celebrado en 2011 por el asesinato de los Jardines de la Reina . / JORGE PETEIRO

David Joel R. F., de 29 años, fue condenado por omisión de socorro al joven apuñalado por su amigo Wilson P. T. en los Jardines de la Reina en 2008

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Apenas había cumplido la mayoría edad cuando fue detenido en relación al crimen del joven Christian Díaz Tommasiello en los Jardines de la Reina (por omisión de socorro). Era 2008. Ahora, once años después, vuelve a estar arrestado por un episodio violento protagonizado a escasa distancia, en la calle Linares Rivas, pero con un desenlace menos trágico. David Joel R. F. fue ayer detenido como presunto autor de la brutal agresión sufrida por dos jóvenes el pasado fin de semana, cuando este ciudadano de origen venezolano se paseó «fuera de sí» con un cuchillo en la mano y «haciendo ademán de atacar a todo aquel que se cruzaba».

En la más de una década transcurrida desde la muerte de Christian Díaz Tommasiello -que puso en marcha un dispositivo policial coordinado para intentar atajar la violencia en las zonas de ocio-, David Joel R. F. acumuló varias condenas por delitos contra el patrimonio y agresiones. Por el crimen de 2008 fue condenado al pago de una multa de aproximadamente 2.000 euros como autor de un delito de omisión de socorro. Estaba presente cuando su amigo, Wilson P. T., apuñaló mortalmente al chico, al que no conocía y que tuvo la mala fortuna de cruzarse en su camino de madrugada. Tanto el autor material del asesinato -fue condenado a 17 años de cárcel- como las dos personas que le acompañaban, uno de ellos David Joel R. F., huyeron antes de la llegada de la Policía. Fueron detenidos poco después y juzgados en 2011.

Más información

El joven venezolano no llegó ni siquiera a abonar la multa impuesta por el tribunal de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, por lo que el año pasado, diez años después, ingresó en el centro penitenciario de Asturias para sustituir la multa por tres meses de internamiento en la cárcel.

El acusado se entregó para evitar que la Policía entrase a la fuerza en su casa Ingresó en prisión en 2018 al no abonar la multa por el caso de Christian Tommasiello

En los calabozos

Ayer por la mañana, conocedor de que la Policía Nacional aguardaba el permiso judicial para acceder a su domicilio, donde se escondía desde la madrugada del domingo, se entregó en la Comisaría. Lo hizo en compañía de un abogado y con las evidencias de su participación grabadas por un teléfono móvil. A esas pruebas se suma el reconocimiento fotográfico realizado por una de las víctimas y por varios testigos. Está previsto que pase a disposición del juzgado de guardia a lo largo del día de hoy.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las 6 de la mañana del sábado. Estaba en compañía de una chica y «lo habían expulsado de varios locales de la zona de Fomento por buscar gresca y mostrarse muy violento». Su agitación fue en aumento cuando lo echaron de un local de la calle Corrida, junto a la plaza de Italia. «Vimos que venía con un cuchillo en la mano, encarándose con todos los que se encontraba y haciendo ademán de atacar», relataron los testigos.

En la calle de Linares Rivas empezó a increpar a un hombre de 44 años, al que llegó a arremeter y una vez que se encontraba en el suelo le pegó un fuerte golpe. Sufrió una herida en la cabeza y precisó ocho grapas para suturar. A otro joven le hizo un corte en el brazo con el cuchillo que blandía. La chica que le acompañaba trató de evitar que continuase con el ataque indiscriminado sujetándole por una pierna, pero también ella se cayó al suelo y se golpeó con la cabeza.

Los presentes buscaron refugio en un pub y cerraron la puerta desde dentro para evitar que entrase. Huyó antes de que llegase la Policía. La víctima que sufrió una lesión en la cabeza interpuso la denuncia el lunes por la tarde en la Comisaría de la Policía Nacional, para entonces las investigaciones avanzaban y apuntaban a un conocido por las fuerzas de seguridad, un ciudadano venezolano de 29 años que acumulaba un amplio historial de agresiones y arrestos por delitos de robo. Los agentes llegaron a acudir a su domicilio, si bien no hubo respuesta alguna. David Joel R. F. se sintió acorralado y decidió entregarse en la Comisaría. Quería evitar que la Policía accediese por la fuerza en el piso en el que vive con otros familiares. Ayer permaneció durante todo el día en los calabozos, un lugar que no le es desconocido.