San Lorenzo se llena en la primera misa de Jorge Cabal

El templo gijonés, abarrotado en la primera misa del nuevo párroco, Jorge Cabal./CAROLINA SANTOS
El templo gijonés, abarrotado en la primera misa del nuevo párroco, Jorge Cabal. / CAROLINA SANTOS

El sustituto de Hermino González Llaca, fallecido tras tres lustros en la parroquia, agradeció la respuesta. «Qué hermoso es ver que te arropan»

SUSANA D. TEJEDORGIJÓN.

La iglesia de San Lorenzo se quedó pequeña para arropar al nuevo párroco, Jorge Cabal, que ayer tomó posesión de su nuevo cargo. Muchos fueron los que quisieron estar allí para apoyarlo. Feligreses y sacerdotes. Más de una treintena de curas llegados de distintas parroquias de la región. Faltaba media hora aún para el comienzo de la ceremonia cuando el nuevo pastor saludaba a muchos de los presentes. Confesaba su «nerviosismo» antes del inicio y su «alegría por poder reencontrase con muchos conocidos, ya que como estuve un tiempo en la parroquia de San Pedro, conservo muchas amistades». Nervios también en el coro, que preparó para la ocasión dos sorpresas: «Virgen Santa», para el inicio, y «Bajo tu amparo nos acogemos», para finalizar.

Eran las siete y media de la tarde cuando de la sacristía salió la comitiva sacerdotal, compuesta por 33 curas y una joven que portaba una cruz. Al final, flanqueado por dos sacerdotes, se encontraba el padre Cabal, al que acompañaron a través del pasillo central hasta el altar. Sus primeras palabras, tras el acto de juramento previo a la toma de posesión, fueron : «Qué hermoso es ser cura; ser cura cuando no estás solo. Qué hermoso es ver que te arropan. Eso me da consuelo y fortaleza». Allí estaban sacerdotes de distintas parroquias de Gijón. También una representación de Villaviciosa, de Castropol; el Rector del Seminario, Sergio Martín, y el Vicario episcopal de Oviedo-Centro, José Julio Velasco; el párroco de San Pedro, Javier Gómez Cuesta, y un largo etcétera de personalidades de la iglesia asturiana. Unas palabras iniciales de bienvenida del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, leídas por una feligresa, dio paso a una eucaristía «muy especial» en la que el nuevo párroco insistió «mi primer saludo aquí está lleno de afecto.

La parroquia de San Lorenzo es la que desde hoy va a ser mi esposa. Y yo voy a ser vuestro esposo. Por ello juntos debemos aprender y compartir». Cabal sustituye en el cargo a Herminio González Llaca, fallecido recientemente, y que estuvo tres lustros como párroco en San Lorenzo.

Más noticias