Los usos de las cabinas de aseos públicos crecen un 25% y ya superan los 300.000 al año

Un hombre junto a una de las cabinas de baños públicos. / D. MORA
Un hombre junto a una de las cabinas de baños públicos. / D. MORA

Las más utilizadas son las del paseo del Muro y Poniente, donde ya han terminado las obras de los nuevos baños en el edificio de salvamento

I. VILLAR GIJÓN.

Las dieciocho cabinas autolimpiables de aseos públicos instaladas en la ciudad vieron incrementada su demanda en el último ejercicio un 25,8%, tras dos años a la baja, y ya superan los 300.000 usos al año. En concreto en 2017 fueron 315.999, lo que equivale a una media de 865 usos diarios. El ejercicio anterior se habían registrado 251.138 accesos a estos baños, en el segundo año consecutivo de descenso de sus usos. La instalación más utilizada el último año fue la situada en el paseo del Muro a la altura del Tostaderu, con 49.400 usos. Le siguen las de las escaleras 11 (49.056) y 3 (38.843).

En la de Poniente se registraron 28.609 accesos; en Donato Argüelles, 25.766; en Jardines de la Reina, 15.742; en la del parque de El Rinconín, 15.635; en la Plazuela, 14.528; en la playa del Arbeyal, 12.023; en el paseo de Begoña, 10.781; en la avenida de El Llano, 10.774; en la calle Cataluña, 10.605 y junto a El Molinón, 10.196. Ya con menos usos aparecen las cabinas de Carlos Marx (9.878), el parque del cabo de San Lorenzo en la Providencia (8.225), el Cerro (2.361), la calle Puerto del Pontón (1.862) y el parque de las Palmeras (1.715). En comparación con el año anterior, los mayores aumentos se registraron en el paseo de Begoña (152%) y la avenida de El Llano (81%). Donde más cayeron fue en el Cerro, con un descenso del 42%, y el parque de las Palmeras, con un 34% menos.

Por meses, el de más demanda fue marzo con 40.250 usos, seguido de abril (39.764) y febrero (34.694). Los de menos, octubre (18.656), noviembre (15.051) y diciembre (11.763). La cabina de la escalera 11 llegó a registrar una media de 215 usos diarios en marzo. Uno cada aproximadamente siete minutos.

Estas estadísticas, recogidas mediante los accesos a estas cabinas con la tarjeta ciudadana, no recogen los usos de otros aseos en parques como los de Isabel la Católica, El Lauredal (renovados en 2016) y Los Pericones (estrenados también en 2016). Los baños públicos a disposición de los ciudadanos en las principales zonas verdes de la ciudad aumentarán en breve con la instalación de una nueva cabina en el parque fluvial, junto a la rotonda de Gloria Fuertes, recientemente adjudicada por el Ayuntamiento. Además ya ha concluido la reforma del edificio de salvamento de la playa de Poniente, que incluye también nuevos aseos de uso público.

Orinar en la vía pública fue el año pasado la segunda infracción más común de la ordenanza de convivencia, detrás del botellón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos