Al menos 5.000 desaparecidos tras el terremoto en Indonesia

Escombros en la zona de Wani. /Afp
Escombros en la zona de Wani. / Afp

Los equipos de emergencia cesarán el próximo jueves las tareas de búsqueda y rescate de posibles supervivientes

AGENCIASPalu

Al menos 5.000 personas están desaparecidas en Indonesia tras el terremoto y tsunami que sacudieron hace nueve días la isla de Célebes, donde el balance de muertos por el desastre aumentó a 1.763, informaron hoy fuentes oficiales.

El portavoz de la agencia de Prevención de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, dijo que la estimación de desaparecidos corresponde al barrio de Petobo, en Palu, la capital provincial, donde unas 2.050 casas quedaron engullidas por el barro.«En base a los informes que tenemos hay alrededor de 5.000 personas desaparecidas en Petobo», dijo Suopto en rueda de prensa.

Petobo sufrió una licuefacción del suelo, fenómeno que ocurre cuando un fuerte movimiento telúrico golpea un suelo de tierra poco sólida y con grandes bolsas de agua, lo que provoca el hundimiento del terreno y libera una gran cantidad de barro que arrastra los edificios.

Hasta hoy las autoridades indonesias situaban el número de desaparecidos en pocos centenares pese a que varias organizaciones que trabajan en la zona afectada alertaron los últimos días de que podría haber más de un millar de desaparecidos en Petobo y Balaroa, otro barrio de Palu.

Sutopo indicó que Palu, principal ciudad y centro económico de la región, concentra el grueso de víctimas del terremoto con un total de 1.519. El portavoz también situó en 2.632 el número de heridos graves a causa del desastre, que ha dejado a unas 62.000 personas desplazadas que se ubican en unos 147 refugios temporales.

Búsqueda de supervivientes

Los equipos de emergencia de Indonesia cesarán el próximo jueves las tareas de búsqueda y rescate de posibles supervivientes de los terremotos y el tsunami que el pasado 28 de septiembre sacudieron la isla de Célebes, según ha informado este domingo la agencia de nacional de gestión de desastres naturales (BNPB).

La búsqueda de supervivientes concluirá la semana que viene, a pesar de que todavía hay cientos de personas desaparecidas. Los rescatistas siguen recuperando cadáveres de las ruinas de los edificios de Palu y otras localidades cercanas. La BNPB ha aprovechado además para actualizar el balance de víctimas mortales, que pasa de las 1.650 anunciadas el sábado a 1.763 y se teme que siga aumentando.

Un primer terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter sacudió el distrito de Donggala y poco después se registró un segundo seísmo de 7,4 en Palu, dando lugar a un tsunami que duró más de media hora y movió olas de hasta seis metros de altura.

La comunidad internacional se ha volcado con la ayuda y el Gobierno indonesio ha dejado a un lado su histórica reticencia a aceptar asistencia exterior. Según las autoridades locales, alrededor de una veintena de países han ofrecido ya su ayuda, en la que también colaboran agencias de Naciones Unidas y numerosas ONG.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos