La subvención a la Fundación Gustavo Bueno, en manos del Tribunal de Cuentas

Tras la audiencia previa de hoy, se señalará el juicio para dirimir si hay responsabilidad contable en la ayuda para la exposición 'Oviedo XII Siglos'

IDOYA REY

El uso de la subvención que el Ayuntamiento concedió en 2008 a la Fundación Gustavo Bueno para organizar la exposición 'Oviedo XII Siglos' ha llegado tras varios rodeos a su recta final. El Tribunal de Cuentas, que el pasado año devolvió el expediente al ámbito municipal, tiene señalada hoy una audiencia previa para recibir las proposiciones de prueba antes de la celebración del juicio en el que dirimirá si hay o no responsabilidad contable por una falta de justificación de parte de los gastos de esa subvención.

Esta vez el Tribunal de Cuentas ha abierto un proceso de diligencias, tras la denuncia pública presentada por el Grupo Municipal Socialista. Fue el único que persistió en el proceso después de que el Ayuntamiento realizara una auditoría de la ayuda. Porque el Tribunal de Cuentas devolvió hace un año el expediente a la Intervención municipal. En ese primer intento, el tribunal rechazó la solicitud de responsabilidad contable contra la fundación. Argumentaba el Consistorio que se habían subcontratado servicios con cargo a la subvención para la organización de la exposición 'Oviedo XII Siglos', pero que no se habían justificado correctamente. En concreto hablaba de una partida de 172.324 euros sin justificación contable. No obstante, el Tribunal de Cuentas consideró entonces que el asunto debía haberse resuelto en el ámbito municipal, donde podría haberse exigido, en su caso, la devolución de la subvención.

Ante ese revés del Tribunal de Cuentas, el Ayuntamiento decidió encargar un peritaje sobre la polémica subvención concedida a la Fundación Gustavo Bueno. Fue en septiembre cuando acudió al Colegio de Economistas para determinar qué parte de los 800.000 euros de 'Oviedo XII Siglos' debe, a su juicio, devolver la entidad. Tras conocer ese informe que hablaba de nuevo de unos 172.000 euros sin justificar, el Grupo Municipal Socialista decidió regresar al Tribunal de Cuentas y esta vez se abrieron diligencias que concluyeron hace poco con un auto para que los interesados emitiesen denuncia si lo consideraban procedente. El Grupo Municipal Socialista lo hizo y hoy su abogado solicitará las pruebas que considere oportunas para el juicio que podría celebrarse en dos o tres meses. Será entonces cuando habrá una sentencia que determinará si hay responsabilidad contable por falta de justificación de la Fundación Gustavo Bueno o no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos