El Ayuntamiento de Oviedo pidió informes a la Policía por el gran volumen de las multas de tráfico

El Ayuntamiento de Oviedo pidió informes a la Policía por el gran volumen de las multas de tráfico
Uno de los radares que controlan la circulación en el centro de Oviedo, en la avenida de Santander. / MARIO ROJAS

El contrato de radares fue adjudicado en 2016 a una empresa rival de la trama 'Enredadera'

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Alguien jugaba a dos barajas. Eso es lo que se desprende de la lectura de las horas de conversaciones interceptadas por la UDEF a los investigados en la 'operación Enredadera' por el presunto amaño de contratos de seguridad vial y tráfico. Al exjefe de la Policía Local imputado en la causa, José Manuel López, los empresarios que maniobraban para hacerse con los concursos del Ayuntamiento, le acusan en ellas de favorecer a un tercero, un exsocio de Angel Luis García Martí, alias 'el patatero', que es uno de los principales investigados en la causa.

De ese tercero, la UDEF considera que «utiliza los mismo métodos para conseguir las adjudicaciones». Se trata del delegado de la empresa Aluvisa en Oviedo, adjudicataria en 2016 del contrato de mantenimiento de la red de semáforos y del control de tráfico. Una empresa que se volvió a presentar a la licitación del contrato de las emisoras de la Policía Local en el que la UTE en la que participaba Aplicaciones Gespol -principal empresa implicada en la trama- fuera desestimada por la mesa de contratación por presentar una «chapuza» de pliegos, según obra en los autos. 'El patatero', en ese momento, si bien no rompe con el exjefe de la Policía Local, maniobra para incorporar a otro intermediario y se hace con una empresa filial, sita en la calle San Francisco y que fue inspeccionada por los agentes de la UDEF.

A comienzos de esta semana, las alarmas saltaron en el Ayuntamiento cuando este diario publicó que una de las corruptelas de la 'operación Enredadera' era modificar datos de tráfico y sanciones para hacerse con adjudicaciones. Porque los números de multas en Oviedo cantaban.

Seguridad Ciudadana, al percatarse, había pedido por ello informes acerca de la cantidad ingente de expedientes. En la actualidad, sin embargo, el número de multas ha descendido, debido a que prescribieron cientos de ellas al no haberse notificado en plazo o por tener el Ayuntamiento que apagar los radares dos meses por orden judicial. De los 4,4 millones de euros recaudados en 2016 pasaron a 2,5 millones en 2017. De 3.778 expedientes aquel año -datos que llegaron a alertar a la Dirección General del Principado en comparación con Gijón- a los de 1.687 de 2017.

Hay más. La propia licitación de aquel contrato, si bien no entra en el periodo investigado por la UDEF, replica sus esquemas. Fue polémico. El edil Luis Zaragoza advirtió de «numerosas irregularidades» en un informe que «beneficia siempre a la misma ofertante Alumbrados Viarios (Aluvisa)». Para informar de los aspectos técnicos del contrato, el Ayuntamiento confió en el exjefe de la Policía Local que conformó una comisión con otros tres mandos y el responsable de modernización.

Aquello fue en 2016 y en 2017 se puso en liza los concursos de las emisoras de la Policía Local y de modernización, auténtico objetivo de la trama. Cuando Gespol quedó excluido, 'el patatero' montó en cólera con el jefe de la Policía creyendo que la beneficiaria había sido, de nuevo, Aluvisa. Se acordó del contrato anterior.

«Sois unos hijos de puta», le espeta 'el patatero' a López antes de decir que va a volver a abrir el tema de los semáforos porque «fue una auténtica indecencia» y que «va a hacer un informe jurídico de cómo se adjudicó» y que irá a ver al concejal y al alcalde de Oviedo: «Mañana llamo al concejal, voy a pedir cita para el jueves».

Fuentes cercanas al equipo de gobierno explicaron ayer que esas reuniones nunca se produjeron pero que, inevitablemente, en ferias o reuniones de trabajo pudieron coincidir con personas implicadas en la trama. Entre miembros del equipo de gobierno cobra fuerza la hipótesis de que, si bien la licitación de semáforos no recibió reparos de Intervención, «nos la pudieron colar».

Asimismo, fuentes del área de Seguridad Ciudadana explicaron que algunos comportamientos del entonces comisario les parecieron «extraños» desde el comienzo del mandato. El día de la toma de posesión, José Manuel López insistió a varios concejales en la necesidad de licitar «ya» el contrato de la zona azul. Un comportamiento que, como el de los radares y fotorrojos, sorprendió a los nuevos ediles.

A los conseguidores de la trama, pese a que alardeaban de ser «íntimo no, intimísimo del alcalde de Oviedo» -algo bastante improbable-, no les salían las cosas como pretendían y comenzaron a tirar sus redes para captar funcionarios corruptibles. En una ulterior llamada a un exfuncionario municipal del área de Seguridad, 'el patatero' se interesa por Rubén Rosón. Este le contesta que «no tiene trato con él, que es de Podemos». Quedan en concertar una cita con la secretaria del concejal de Economía que afirmó, al ser preguntado por este diario, que «nunca se produjo».

No les será suficiente y, en el curso de los acontecimientos, apuntan al Principado. 'El patatero' afirma en otra conversación intervenida por la UDEF que «ha estado reunido» con un exconsejero de Economía y Hacienda del Principado durante la primera década de los años 2000. Una vez más, para influir en los funcionarios a los que quieren convertir en facilitadores, tiran de contactos, supuestos o no. Del exconsejero dice 'el patatero' que «es muy amigo del alcalde de Oviedo», lo dice antes de afirmar que «va a colaborar» y que «buscará un chaval de confianza» para que «les lleve todo Asturias».

Más

 

Fotos

Vídeos