El PP dice que la actitud del tripartito «ha supuesto cuatro años perdidos»

Gerardo Antuña charla con Luis Pacho y Luis Zaragoza. /  Á. PIÑA
Gerardo Antuña charla con Luis Pacho y Luis Zaragoza. / Á. PIÑA

Ciudadanos atribuye a la «proximidad electoral» los avances en La Vega y pide que se cuente con la oposición, ya que puede haber un nuevo gobierno

G. D. -R. OVIEDO.

A cuatro meses de las elecciones, el acuerdo o casi entre Ayuntamiento y Defensa por la fábrica de La Vega fue recibido ayer con frialdad por la oposición. Para el portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña, es la constatación de «lo que siempre hemos dicho desde el Grupo Municipal Popular, que era posible, pero no gratis como fanfarroneaba el tripartito» llegar a un acuerdo sobre el futuro de los terrenos y que esa «actitud del tripartito ha supuesto cuatro años perdidos para Oviedo».

Antuña recordó cuando el equipo de gobierno «alardeaba» y hacía declaraciones sobre la cesión gratuita del recinto a la ciudad, «una vía que estaba claro que iba a ser nula» y destacó que en las anteriores negociaciones, «cuando era alcalde Agustín Iglesias Caunedo», siempre se tuvo claro que habría que abonar contrapartidas al ministerio por los terrenos. En cambio, «el tripartito tozuda y soberbiamente dijo a su llegada al gobierno que saldría gratis, fue esta actitud la que hizo retrasar el acuerdo en un proceso que nosotros habíamos dejado encaminado», sostuvo el popular, aunque lo cierto es que los intentos de Caunedo no fructificaron pese a tener en la sede del ministerio a su mismo partido.

Para Antuña, esta «actitud y cerrazón» del equipo de gobierno «ha supuesto un claro perjuicio para la ciudad: en La Vega llevamos cuatro años perdidos, cuatro años de pérdida de oportunidades para Oviedo», sostuvo, a la vez que reclamó al tripartito que aclare el uso que daría a las instalaciones, «ya que carecen de ideas y proyecto» para los terrenos, que son fundamentales para el desarrollo del Oviedo del futuro y cuya planificación no puede ser improvisada.

En una línea similar, Ciudadanos celebró ayer «que la proximidad de la cita electoral traiga buenas noticias para Oviedo», en declaraciones de su portavoz, Luis Pacho, que reclamó que, de cara a la negociación del convenio de enajenación, se cuente con la oposición, «dado que es posible que en unos meses haya cambio de gobierno».

Pacho coincidió con Antuña en que el camino recorrido podría haber sido más corto con más «cordura» y menos alusiones «a tomar La Vega por las bravas». «Nos alegramos de que la proximidad de la cita con las urnas haya conseguido acelerar la negociación sobre la Vega que estaba aparcada, y también de que haya imperado la cordura de la vía de la negociación que siempre defendió Ciudadanos frente a los que hablaban de ir a Defensa invocando el espíritu de Viriato. Le damos la bienvenida a Somos y Taboada al espacio de la cordura».

El portavoz de Ciudadanos también hizo un llamamiento a la sensatez y la «honradez para que no se trate de vender que ya está todo hecho porque aún queda mucho camino por recorrer», señaló en referencia a los múltiples pasos administrativos, urbanísticos y patrimoniales que restan hasta que la ciudad pueda tomar plena posesión y uso de los terrenos. El primero, llegar a un acuerdo económico, en el precio, con Defensa.