Los partidos cierran sus candidaturas para las elecciones municipales de mayo

Los partidos cierran sus candidaturas para las elecciones municipales de mayo

Siete formaciones se disputarán el grueso de los casi 180.000 ovetenses llamados a elegir a la nueva Corporación

G. D. -R. OVIEDO.

Sin sorpresas sobre lo anunciado días atrás, en algunos casos con más de una semana, los principales partidos oficializaron ayer ante la junta electoral las candidaturas con las que concurrirán a las elecciones municipales de dentro de poco más de un mes. Dos profesores universitarios (Wenceslao López y Concha Masa), tres abogados (Ignacio Cuesta, Ana Taboada y Cristina Coto), un médico nefrólogo (Fernando Tejada) y el expresidente del Centro Asturiano y jubilado de banca, Alfredo Canteli, encabezan las listas de PSOE, IU, Ciudadanos, Somos Oviedo, Vox, Foro Asturias y PP, respectivamente.

Las siete candidaturas se disputarán el voto de los casi 180.000 ovetenses con derecho a sufragio o, por ser más realistas, de los alrededor de entre 110.000 y 120.000 que acuden a las urnas cada cuatro años para elegir a los 27 concejales de la Corporación. Lo hacen con la incógnita del efecto que tendrán los resultados de las elecciones generales en sus aspiraciones. Si las encuestas no van desencaminadas, en el Pleno extraordinario de junio tomarán posesión de sus actas concejales de, al menos, seis partidos distintos. Uno más que los que forman la actual composición debido a la posible entrada de Vox.

Y si difícil es pronosticar el resultado electoral, más lo es apostar por cuál de los siete aspirantes presidirá el Pleno y la Corporación. Los sondeos nacionales aventuran una mejora de sus resultados para PSOE y Ciudadanos. Está por ver cuál, también una caída para PP y Unidos Podemos y la irrupción segura de Vox. Trasladados a lo local, una mayoría y tripartito de izquierdas o de derechas se jugaría en unos pocos cientos de votos que decanten el concejal número 14. Y hay más aspirantes. Álvaro Calle lidera la lista del Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE), que en 2015 apenas cosechó votos.