Dos productoras de San Mateo acusan a Festejos de tumbar veintiún conciertos

El cantautor, Nacho Vegas, durante su multitudinario concierto en la plaza de la Catedral del pasado 22 de septiembre, en el que presentó 'Violética'. / ALEX PIÑA
El cantautor, Nacho Vegas, durante su multitudinario concierto en la plaza de la Catedral del pasado 22 de septiembre, en el que presentó 'Violética'. / ALEX PIÑA

La edil Covadonga Díaz responde que «no había nada firmado», mientras se confirman Ilegales, Stormy Mondays y Muñeco Vudú

ALBERTO ARCE / CECILIA PÉREZOVIEDO.

San Mateo está a la vuelta de la esquina, el calor lo confirma. Solo quedan dos meses para que el casco histórico se convierta en un hervidero de chiringuitos, vasos de mojito a medio acabar y multitudes, y, sin embargo, aún hay demasiadas incógnitas. La actual concejala de Festejos, Covadonga Díaz, decidió el pasado martes dejar a un lado los acuerdos a los que había llegado el anterior concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, por su carácter «verbal» y no contractuado, y que implicaban a veintiún artistas entre los que destacaban Tequila, La M.O.D.A o Rozalén. En su lugar, y según ha podido conocer este diario, los grupos Ilegales, Stormy Mondays y Muñeco Vudú ya están confirmados para las noches mateínas del próximo mes de septiembre.

«Cuando llegué a la Concejalía de Festejos, solicité inmediatamente un informe a los técnicos de la Fundación Municipal de Cultura (FMC), y estos contrastaron que no había ningún tipo de documento administrativo que hiciese referencia a la programación de los conciertos de San Mateo», manifestó Díaz.

No obstante, desde El Cohete Internacional y EP Management, dos de los promotores de la pasada edición de San Mateo, criticaron la cancelación de todo el programa de eventos musicales para el escenario principal que habían negociado y «cerrado» con los anteriores responsables de la FMC meses atrás. «Anteayer (por el martes) recibimos un 'whatsapp' de Covadonga Díaz comunicándonos que el actual gobierno municipal no va a asumir los compromisos institucionales que había adquirido la Corporación anterior», expusieron los mánagers afectados a través de un comunicado.

En ese sentido, relataron cómo ya durante el pasado mes de octubre mantuvieron una reunión con Cultura después de haber recibido el encargo del tripartito de ir perfilando la programación artística del escenario principal para 2019.

La decisión del área liderada por la munícipe popular, no obstante, «echa por tierra un trabajo que está hecho desde el mes de marzo» y que se refleja, continuaron, «en las veintiún fichas de contratación cumplimentadas, una por cada actuación, que constan en poder de los técnicos de Festejos desde dicha fecha». Veintiún artistas «que no aparecen por ningún lado», matizaron fuentes municipales.

Pero la decisión tendrá consecuencias. O eso concluyeron los mánagers al afirmar que «hay veintiún artistas de primer nivel internacional y nacional que tienen comprados los vuelos para viajar a Oviedo, y muchas de las oficinas ya han hecho adelantos de dinero para cerrar su actuación», vaticinaron. Por eso, advirtieron que los músicos «estimarán tomar las medidas que consideren oportunas para reclamar daños y perjuicios».

Así, y considerándose a sí mismos «víctimas de una cuestión política», sentenciaron que «la calidad del programa, la profesionalidad de la propuesta, el perjuicio que se está causando a nuestro prestigio, las consecuencias que afectan a más de quince oficinas de primer orden en España, son más que motivos suficientes para hacer público este comunicado», alegaron los responsables de las promotoras implicadas. «Resulta increíble que se propicie un problema de esta magnitud para deshacer lo ya hecho y hacer algo que está por ver».

En todo caso, la edil Covadonga Díaz sostuvo con firmeza que el actual Ayuntamiento de los ovetenses «no tiene ninguna relación contractual» con los firmantes del escrito. «Si hubo algún tipo de contrato verbal entre Sánchez Ramos, 'Rivi', y los promotores, a quien tienen que reclamar es a él», advirtió.

La oposición

Aun con todo, las quejas de los mánagers corrieron como la pólvora entre las paredes del Consistorio y no tardaron en llegar a oídos de la oposición. El concejal del Grupo Municipal Socialista, Diego Valiño, hablo de «tres conceptos fundamentales» para «entender» la estrategia del Partido Popular y Ciudadanos. «Revanchismo, sectarismo y sinrazón», las claves, analizó, que «han llevado al actual equipo de gobierno a desechar una propuesta válida y variada puesta sobre la mesa por los organizadores de algunos de los conciertos que hicieron que el del año pasado fuese un buen San Mateo», sentenció.

Valiño también aprovechó la coyuntura para registrar una batería de preguntas de cara a la Comisión de Políticas Sociales, Deportes y Juventud del próximo martes, con las que tratará que Díaz responda a asuntos tales como el presupuesto total de los festejos, su localización y hasta el papel de los hosteleros.

Y no serán las únicas, pues desde las filas de la formación morada también dejaron registradas la suyas al tiempo que salieron a criticar ferozmente la gestión del bipartito. «Estoy realmente preocupada por San Mateo. Ya había un programa de primera línea tanto nacional como internacional en cuanto a bandas», manifestó, en declaraciones a este diario, la edil de Somos Anabel Santiago. «Se han encargado de tirarlo abajo alegando una falta de presupuesto incierta. Están dando palos de ciego con la contratación».

Más noticias