'La Mala' deja su huella rapera

La cantante se subió al escenario de la plaza de la Catedral pasadas las once de la noche. / MARIO ROJAS
La cantante se subió al escenario de la plaza de la Catedral pasadas las once de la noche. / MARIO ROJAS

La andaluza embruja en la segunda noche de conciertos en la plaza de la Catedral | Sidecars, la primera banda en actuar, lanzó con sus canciones un mensaje contra las agresiones sexuales al multitudinario público

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Nació hace 39 años en Jerez de la Frontera pero le «encanta» el norte. Siempre que puede hace una escapada. Ayer, Mala Rodríguez disfrutó tanto de Oviedo como de sus fiestas mateínas. Pasadas las once de la noche se subió al escenario de la plaza de la Catedral para fusionar el rap con el flamenco con canciones como 'Gitanas', un homenaje a la mujeres, 'Caja de madera' y 'Cabrones'.

Esta mezcla era impensable hace veinte años pero María Rodríguez, su nombre de pila, comenzó a mezclar ambos géneros cuando comenzó su carrera artística. Una fusión adorada por sus fans, que ayer le gritaban «¡guapa!». 'La Mala', con un vestido rosa (que luego cambió) y acompañada de cuatro bailarinas y sus músicos, agradeció estos piropos: «¿Cómo está mi gente?».

Uno de los momentos que más emoción causó fue cuando subió al escenario a la leonesa Laura Celorio, una fan de León, residente en Oviedo, para cantar juntas.

Este no fue el único concierto que se celebró ayer en el principal escenario de San Mateo. El grupo Sidecars fue el encargado de abrir la segunda jornada de festejos a las nueve. Lo hizo con canciones como 'Fan de ti', con la que sus integrantes quisieron lanzar un mensaje contra las agresiones sexuales, 'Cuando caigas', o 'Chavales de instituto'. La plaza estuvo a rebosar.

Los fans -muchos aprovecharon para hacer botellón- cantaron con toda sus energía sus temas más conocidos de sus tres últimos discos. Tanta implicación hubo que Juancho, Dr. Gerbass y Ruly se lo agradecieron: «¡Qué viva Oviedo. Nos hace mucha ilusión estar aquí!». Después, le tocaría el turno al grupo León Benavente.

A escasos metros del escenario, al principio de la noche, los servicios de emergencias atendieron a una persona que sufrió un ataque de epilepsia, lo que causó bastante revuelo. Tras una primera intervención, fue trasladado en ambulancia al HUCA.

León Benavente conquista Oviedo

Puntuales como un reloj suizo se subieron a la una de la mañana los miembros de León Benavente al escenario de la plaza de la Catedral. La primera canción que interpretaron en su visita a las fiestas de San Mateo fue 'Tipo D'. En ella, la formación hace una larga lista de deseos como que quieren ser «liberal», «la vía alternativa» o una «tarjeta black».

Tras este tema dieron las «buenas noches» a sus fans, que abarrotaron la plaza de la Catedral. Es más, el público congregado en las primeras filas cantó todos los temas que interpretaron y entre los que no faltó 'California', 'La Ribera' o 'La vida errando'.

Durante toda la noche estuvo activado en plan de autoprotección. El encargado de su implementación del proyecto, Miguel Romano, controló que el aforo de la plaza de la Catedral no llegase a cinco mil personas, los agentes de la Policía Local junto a los de la Nacional vigilaron cada rincón para que no ocurriese nada grave y también se desplegó un dispositivo de bomberos y ambulancias.

Sin pantalla

Este año, los ovetenses no disfutan de las pantallas que se instalaban en los laterales del escenario y en las que se retransmitía todo lo que ocurre en el escenario. Para estas fiestas mateínas se ha prescindido de este servicio.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos