Alto Campoo cierra uno de los mejores cursos de la zona norte esta temporada

Durante el mes de abril también se pudo disfrutar del sol en la estación cántabra/Alto Campoo
Durante el mes de abril también se pudo disfrutar del sol en la estación cántabra / Alto Campoo

A pesar de haberse perdido un diciembre fundamental, en el dominio cántabro las buenas condiciones se han mantenido hasta sus últimos días

JUANJO GONZALOMADRID

Para Alto Campoo, como ocurre en muchas otras zonas, la Semana Santa fue la última gran cita de la temporada. Con ella se cerró un curso repleto de buenos momentos y, sobre todo, grandes nevadas que han permitido que en suelo cántabro se viva la mejor temporada de la zona norte del país, iniciada cuando aún nadie acumulaba ni un solo centímetro en sus trazados, durante fechas muy complicadas para los amantes de los deportes invernales que en sus pistas sí pudo divertirse.

Datos que, no obstante, no satisfacen a todos, ya que hace tan solo un año las cifras de jornadas en las que se mantuvo abierta fueron mucho mayores -102 por más de 140-. También en lo que a visitantes se refiere, pues el descenso ha sido de un 11% en los esquiadores que han acudido, con 114.000. Un problema fundamental ha sido la ausencia del puente de diciembre y la Navidad, fechas que, como reconocen desde el centro, son clave.

La zona más alta mantuvo la nieve hasta el final de la Semana Santa
La zona más alta mantuvo la nieve hasta el final de la Semana Santa / Alto Campoo

Desde entonces, tan solo algunas jornadas en las que el viento ha soplado demasiado fuerte han conseguido arruinar los planes. Las precipitaciones en forma de nieve han estado presentes hasta las últimas semanas, llegando a abril con un estado de forma excepcional. Y es que no es algo habitual en las estaciones de la Cordillera Cantábrica, acostumbradas a sufrir las inclemencias meteorológicas.

Suman 102 días de apertura por los más de 140 del pasado año

Por suerte para todos, esta temporada ha discurrido de forma bastante diferente. Alto Campoo pudo ofrecer a todos los usuarios sus trazados hasta el pasado lunes, a pesar de que las condiciones ya no fueran las mejores -durante las últimas jornadas de Semana Santa se mantenía abierta la zona más alta, con un total de siete pistas, donde más nieve se acumulaba-. Toca esperar a final de año para volver a deslizarse por algunas de las áreas más privilegiadas de la Cordillera Cantábrica.