La Feria de La Ascensión de Oviedo reunirá cerca de 150 puestos y ochenta animales de razas autóctonas

Mercado de ganado en la Feria de La Ascensión del año pasado./Mario Rojas
Mercado de ganado en la Feria de La Ascensión del año pasado. / Mario Rojas

El certamen se celebrará entre el 31 de mayo y el 2 de junio en la zona de plaza de Porlier, entre la calle San Francisco y la Escandalera y La Losa y el polígono Olloniego-Tudela

EFE

Cerca de 150 puestos de productos asturianos y alrededor de ochenta animales de razas autóctonas llenarán el recinto ferial de La Losa y la zona de la plaza de Porlier de Oviedo durante la Feria de La Ascensión que se celebrará entre el 31 de mayo y el 2 de junio para homenajear al campo y a su gente. El concejal de cultura del Ayuntamiento de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos, y el director artístico de la Ascensión, Luis Antonio Suárez, han presentado este viernes la feria que contará con un presupuesto aproximado de 170.000 euros.

La Feria de la Ascensión, con 400 años de historia, se desarrollará en tres grandes puntos: la zona de la plaza de Porlier, entre la calle San Francisco y la Escandalera, La Losa y el polígono Olloniego-Tudela, donde el 1 de junio se celebrará el mercado de ganado.

En el mercado astur de los alrededores de la plaza de Porlier habrá 45 puestos de artesanía y productos de alimentación, así como exhibiciones de indumentaria y escenografía tradicional. La Losa acogerá alrededor de 115 expositores de queso, productos asturianos o escanda, así como una cabaña de ganado autóctono de alrededor de ochenta animales entre vacas, asturcones, gochos asturceltas o gallinas.

El sábado se celebrará el desfile de 16 grupos y bandas de gaitas, al que se sumará la Colla de Castellers de Sarriá, que al terminar hará una torre humana en la Losa, que el domingo repetirá frente a la catedral.

Ante las obras en la cubierta de La Losa en esta edición el Ayuntamiento ha cambiado la disposición de los elementos de la feria y sugiere entrar por la avenida Fundación Príncipe, donde se ubicarán las reses, y seguir caminando hacia la plaza de los Ferroviarios, que estará dedicada a la artesanía, el folclore y los deportes tradicionales.

La exposición «Los sonidos de la tierra» de Pablo Canalis, que acerca a los menores a otras culturas mediante instrumentos musicales, o el homenaje a los paisanos del año también tendrán un hueco en la feria.