Las estaciones de esquí más baratas de España

Un hombre esquía en Candanchú. /
Un hombre esquía en Candanchú.

Se acerca el invierno y con él las primeras nieves, el momento más esperado por los amantes de los deportes de montaña

ÁLVARO ROMERO

El invierno está a la vuelta de la esquina y las primeras nieves ya se han dejado ver en los puntos más altos de la península Ibérica, tiñendo de blanco cordilleras y cadenas montañosas. La temporada de esquí está de vuelta y con ella la afición de muchos, amantes de los deportes de nieve que disfrutan y descargan adrenalina descendiendo pista abajo.

El frío no es un obstáculo para ellos que acuden en masa a las diferentes estaciones que se reparten por toda la geografía española, lugares que cuentan con una amplia y variada oferta turística, desde deportes extremos y de alta montaña hasta relajantes balnearios, pasando por ocio nocturno y gastronómico. En ocasiones el turismo de montaña puede suponer un desembolso no apto para todos los bolsillos. El buscador de alquileres vacacionales, Holidu, ha comparado las estaciones más populares, estas son las más económicas:

Valdezcaray, La Rioja

La estación riojana se consolida como la opción más económica, ofreciendo unos precios imbatibles que rondan los 45 euros diarios, sumando alojamiento y forfait. Además, su excelente ubicación, entre las ciudades de Burgos y Logroño, hace posible completar la escapada con alguna experiencia gastronómica o visitando cualquiera de las bodegas de la zona donde es posible degustar los exquisitos caldos de la región.

Spot Esquí, Lérida

Enmarcada en un entorno privilegiado, en pleno Pirineo Catalán, ofrece unos precios más que competitivos que le sitúan en segundo lugar con un gasto medio aproximado de 57 euros al día, teniendo en cuenta forfait y noche de alojamiento. El pueblo, de arquitectura típica pirenaica no desentona y marida a la perfección con el paisaje. Yace atravesado por las gélidas aguas del río Escrita, muy cerca del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici.

Candanchú, Huesca

Además de ser una de las estaciones de esquí más hermosas y conocidas, Candanchú también es de las más baratas, con un gasto medio de 60 euros al día teniendo en cuenta las mismas variantes (forfait y alojamiento). Enclavada en el Pirineo Aragonés, en la entrada del Camino de Santiago en España, regala paisajes de ensueño. Destaca por su carácter familiar, perfecto para iniciarse, sin descuidar a los más expertos.

Port del Comte, Lérida

El manto blanco que ofrece Port del Comte es ideal para los amantes de los deportes de nieve y montaña. Su situación, en el Prepirineo Catalán y a menos de 150 kilómetros de Barcelona hace de esta estación un lugar muy acertado para realizar una escapada. Cada día allí supone una media de 61€ por persona, precio razonable y una opción magnífica para los principiantes del esquí y aquellos que quieran iniciarse.

Aramón Cerler- Benasque, Huesca

Situada en el idílico Pirineo Aragonés, la estación de Cerler puede presumir de ser la más alta de la comarca. Preside el Valle de Benasque, entre bosques de pinos, que cuenta con 60 picos que superan los tres mil metros de altura. Su altitud y ubicación hace posible que los visitantes disfruten de unas vistas privilegiadas por 79€ la noche y el forfait. Sus pistas de esquí están preparadas para todos los niveles.

 

Fotos

Vídeos