José Angel Fernández Villa, ingresado de nuevo en el HUCA

José Angel Fernández Villa, ingresado de nuevo en el HUCA

El exdirigente del SOMA acude de nuevo tras sentirse indispuesto

EFE

El ex secretario general del SOMA-UGT, José Ángel Fernández-Villa, se encuentra de nuevo ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El ex líder sindical fue trasladado anoche al centro hospitalario al sufrir un nuevo episodio de indisposición y esta siendo sometido actualmente a pruebas médicas.

Este nuevo ingreso se ha producido apenas unas horas después de que Villa compareciera de nuevo ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo que le juzga por su presunta responsabilidad en un delito continuado de apropiación indebida de fondos del sindicato. La vista oral se reanudó ayer después de que tuviera que ser suspendida, el pasado 29 de junio, tras una hospitalización de urgencia de Fernández Villa cuando se habían desarrollado tres sesiones del juicio. En aquella ocasión, Fernández Villa estuvo ingresado en la unidad de Cardiología.

En la sesión de ayer, Villa siguió atento las manifestaciones de los testigos que declararon sobre ? las imputaciones del SOMA-UGT sobre el presunto desvío de 434.158 euros del sindicato a su patrimonio personal. El fiscal solicita para él una pena de cinco años de cárcel y el abogado Miguel García Vigil, en representación del SOMA-UGT, eleva la petición a seis años de prisión.

Su abogada defensora, Ana García Boto, rechaza las imputaciones de las acusaciones y ha reiterado la necesidad de que Villa tenga «un juicio justo», al considerar que puede vulnerarse su derecho a la defensa ante la continua negativa del tribunal a admitir algunas de sus preguntas por estimar que son «improcedentes». Una situación que derivó ayer en momentos de gran tensión entre la presidenta del tribunal, la magistrada María Luisa Barrio, y la abogada Ana García Boto, que dejó constancia de sus protestas por la imposibilidad de plantear algunas cuestiones en su interrogatorio.

Un nerviosismo que se trasladó al propio Villa, quien llegó a alterarse en una ocasión al escuchar a uno de los testigos declarar que sus agendas debían estar «empaquetadas al igual que el resto de sus recuerdos en cajas en su domicilio de La Felguera». «Eso es mentira», fueron sus únicas palabras al escuchar el testimonio y aunque pidió intervenir para desmentir esta versión, levantando el brazo, la presidenta del tribunal de la Sección Tercera, rechazó su solicitud.

Unas horas después de este incidente, Villa volvió a encontrarse «indispuesto» y por la noche ingresó de nuevo en el HUCA, donde se le somete a pruebas médicas.

Entretanto, el juicio que iba a reanudarse de nuevo la semana que viene, en sesiones previstas para el lunes, día 23, y el miércoles, día 25, está ahora pendiente de una nueva suspensión a la espera de su evolución médica.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos