Pablo Ignacio Fernández Muñiz , consejero de Sanidad: «Tenemos muchos retos. Y no será por ganas y falta de empuje»

Pablo Ignacio Fernández, en el HUCA. / MARIO ROJAS
Pablo Ignacio Fernández, en el HUCA. / MARIO ROJAS

Experto en patología mamaria, es director del área sanitaria de Oviedo

I. VILLARGIJÓN.

Toma las riendas de una consejería siempre en el candelero, por el impacto directo sobre la ciudadanía que tienen cuestiones como las listas de espera y por el continuo choque de intereses entre los diferentes colectivos del sector. De hecho el principal sindicato de médicos, haciendo un juego de palabras, llegó a hablar de 'guerra' cuando sonó para el puesto el nombre de su mujer, la responsable de Enfermería del Área Sanitaria III (Avilés) y secretaria de Sanidad de la Federación Socialista Asturiana, Ana Suárez Guerra. Pero finalmente será el médico Pablo Fernández quien dé el salto de la dirección del Área IV (Oviedo), donde llevaba desde 2016, al primer puesto de la Consejería. «Creo que el presidente ha elegido un gran equipo. Tenemos muchos retos por delante y estamos preparados para ello. Al menos no será por falta de empuje, de ilusión y de ganas», apuntaba en sus primeras declaraciones.

Natural de Avilés (1966), tras licenciarse en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo inició su trayectoria profesional como médico en la mina de Tormaleo (Ibias). Fueron apenas siete meses, a los que siguieron otros nueve en el servicio de Urgencias de Atención Primaria de Avilés. Después pasó cinco años como médico interno residente en el servicio de Cirugía General del Hospital Central de Asturias, especializándose en Cirugía General y del Aparato Digestivo, formación que compatibilizó con dos años de voluntariado en Cruz Roja. Entre 1997 y 2010 ejerció como cirujano en el Hospital Valle del Nalón y a continuación hizo lo propio en el San Agustín durante seis años, antes de pasar a la dirección del HUCA.

Durante ese tiempo no dejó de aumentar su formación, especialmente en cuestiones de patología mamaria (máster en la materia por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en ecografía mamaria por la Universidad de Vigo, entre otras titulaciones). También cuenta por la Universidad del País Vasco con un máster en Bioética, asunto por el que ha mostrado gran interés a lo largo de su carrera: formó parte de los comités de ética de las áreas sanitarias de Avilés y Langreo y es vocal del Comité de Bioética de España y miembro del comité científico de la Sociedad Internacional de Bioética. Entre otras cuestiones, es abiertamente crítico con la gestación subrogada, que califica como «una mercantilización del cuerpo».

«Perdemos un excelente compañero en el equipo, pero ganamos un gran consejero, con un exhaustivo conocimiento de la realidad sanitaria asturiana», destacaba el gerente del Área Sanitaria IV, Luis Hevia.