Los avances en el AVE, las cercanías y el plan de vías de Gijón quedan en el aire

Los avances en el AVE, las cercanías y el plan de vías de Gijón quedan en el aire

La derecha urge a Pedro Sánchez a que convoque elecciones, mientras que la izquierda le pide responsabilidad para cerrar flecos pendientes

P. LAMADRID

La prórroga presupuestaria deja en el aire inversiones esenciales para Asturias, además de transferencias indispensables para el correcto funcionamiento de la Administración. Las cuentas de Pedro Sánchez preveían inversiones por valor de 295,4 millones para acometer avances en obras urgentes para la región, un 23,2% más de lo aprobado en 2018 (y un 26,9% si se compara con el último anteproyecto del Ejecutivo de Mariano Rajoy). El montante reservado era suficiente para culminar la variante de Pajares en 2020, iniciar la prometida reforma de las cercanías, mejorar la conservación de carreteras estatales y modernizar los sistemas de seguridad de túneles de autovías y autopistas.

Así como para dar un espaldarazo al plan de vías de Gijón, proyecto que hubiera contado con 315.000 euros si el Congreso hubiera aprobado los Presupuestos Generales del Estado (PGE). En concreto, para la redacción del estudio informativo de la estación intermodal. Además, el Gobierno apartaba 13,1 millones para desdoblar la AS-19 entre Lloreda y Veriña, que el Ministerio de Fomento planteaba finalizar en 2020. Por su parte, la integración ferroviaria de Avilés tenía presupuestado un millón y fijado un plazo de dos años. En cuanto a Oviedo, las cuentas de los socialistas incluían 375.000 euros para la Ronda Norte y 406.000 euros a la Catedral.

Ante la incertidumbre que se cierne sobre estos proyectos y el rechazo a las cuentas, las reacciones de los partidos políticos con representación en la Junta General no se hicieron esperar. «El resultado de la votación es la demostración de que los pactos encubiertos con el independentismo eran mentira», señaló el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, quien manifestó su malestar «a la actitud de la derecha regional que el año pasado aplaudía con las orejas unas cuentas que tenían menos inversión para Asturias y resulta que este año votan en contra de unos presupuestos que tenían un 25% más de inversión».

«Ejecutivo aún más débil»

Por su parte, la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, recalcó que «España dijo en las calles al presidente del Gobierno que había que convocar elecciones y el Congreso, al rechazar unos malos presupuestos, le trasladó lo mismo. Elecciones ya». El portavoz de Podemos en la Junta General, Enrique López aseguró que sin presupuestos el Ejecutivo de Sánchez será «aún más débil de lo que era hasta ahora», y consideró que el presidente «debería contar con las fuerzas que están por avanzar y no por mirar hacia atrás envolviéndose en una bandera».

El coordinador general de IU Asturias, Ramón Argüelles, lamentó que haya que continuar «con un presupuesto restrictivo, que es el que aprobaron en su momento y quieren las derechas. Sobre la convocatoria de comicios, esperó que Sánchez proceda a hacerlo «teniendo en cuenta las necesidades de este país y no su hoja de ruta electoral», ya que hay una serie de leyes que están pendientes de su tramitación en la Cámara.

Mientras que el diputado nacional de Foro, Isidro Martínez Oblanca justificó su voto negativo «por el deber de defender a Asturias de una calamidad presupuestaria que hubiese acentuado aún más su decadencia». En su opinión, «urge dar carpetazo a la etapa negra de Sánchez». En cuanto al secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, apremió al presidente, en un acto celebrado en Oviedo, a convocar elecciones «cuanto antes» y le acusó de «meterse en la cama con los separatistas y populistas para intentar mantenerse unas semanas más en la Moncloa».